La ciudad más grande del país trasandino, la tercera en calidad de vida, es el lugar indicado  a la hora de desarrollar convenciones y encuentros de negocios.

Entre montañas, ríos y valles, un espacio moderno donde conviven de manera armoniosa el Casco Histórico, la Plaza de Armas y el Palacio de la Moneda de impactante diseño arquitectónico, sede del Gobierno Chileno, con rascacielos, museos, tiendas y centros de compra, galerías de arte, restaurantes, bares pintorescos, vida nocturna, etc.

Para los amantes de la vida al aire libre, y los deportes de aventura, es la geografía más que adecuada para la práctica de esquí, trekking, cabalgatas, paseos en teleférico…

También para visitar el Parque Metropolitano, el Zoológico, Cerro San Cristóbal y el Santuario de la Inmaculada Concepción.

Una escenografía de notable atractivo para el entretenimiento y diversión de toda la familia, se completa con la Ruta del Vino. Los más importantes viñedos y bodegas invitan a recorrer sus instalaciones y a degustar sus increíbles cepas acompañadas por sabrosos platos de la gastronomía local.

En cuanto al alojamiento, y sobre todo, para aquellos que no se adaptan al formato hotelero, los departamentos en Santiago constituyen una opción de calidad, buen gusto, y servicios.

¡Para tener en cuenta!

Deja un comentario

Deja un comentario