Ubicada en la provincia de El Loa, en Antofagasta, San Pedro de Atacama se transformó en uno de los atractivos turísticos más importantes de Chile, por ser el puntapié inicial para el recorrido por el altiplano atacameño,siendo la puerta de entrada hacia el inhóspito desierto de Atacama.

 

A 1700 kilómetros de la capital chilena, y a 160 del paso de Sico que conecta con la fronteriza Salta, San Pedro posee diversos atractivos turísticos que año a año seducen a gran cantidad de aventureros, dispuestos a adentrarse en territorios extremos donde la arena es característica dominante.

 

Mochileros, viajeros y trotamundos de diversas partes del globo visitan los clásicos de este paisaje hostil en contraste con la calidez de los poco más de cinco mil pueblerinos locales.

 

La Iglesia de San Pedro reúne a los feligreses desde 1641 y sus muros de adobo datan de 1744, lo que la transforman en un sitio histórico y tradicional. Otro pedazo de historia se encuentra en el museo arqueológico Le Paige,  cuyo nombre honorífico se debe hacia su fundador, un jesuita belga que reunió muestras arqueológicas que estampan los once mil años de historia atacameña.

 

El Observatorio ALMA, se encuentra en el llano de Chajnator y constituye la mayor instalación astronómica del mundo, a cinco mil metros sobre el nivel del mar y con una calidad única en el firmamento espacial, donde la contaminación lumínica brilla por su ausencia.

 

Para aquellos que deseen alejarse de construcciones artificiales, la naturaleza ofrece ofrendas inigualables: los Géiseres del Tatio, a 90 kilómetros de San Pedro, escupen fumarolas gracias a las fisuras terrestres, donde se mezclan aguas heladas de ríos subterráneos con rocas hirvientes. Mientras que el Salar de Atacama, a 62 km, ofrece la reserva natural de flamencos, con las montañas nevadas de fondo. Llegar a estos sitios será complejo, y la agencia de autos Hertz permitirá adentrarse lo máximo posible hacia San Pedro de Atacama, donde el periplo desértico es el primer punto de un largo recorrido.

Deja un comentario

Deja un comentario