Una importante reunión de coordinación sostuvo el Director Regional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Nicanor Cuevas, con el Presidente de Fruséptima, Antonio Walker, en relación a la nueva estrategia de trabajo del programa nacional de Lobesia botrana.
En la reunión también participó el equipo regional del programa del SAG, quienes entregaron detalles de la nueva estrategia de trabajo 2014 además de los alcances de la plaga en la región. Al respecto el director regional destacó la importancia de una articulación público – privada para un eficaz y eficiente trabajo conjunto para el control de la Lobesia botrana; en este sentido señaló que, “el SAG está trabajando coordinadamente con el sector privado a nivel nacional, acciones que también quisimos replicar a nivel regional; por ello la importancia de poder mantener este tipo de reuniones y conversaciones con el sector frutícola del Maule, para desarrollar acciones en conjunto”.
Por su parte Antonio Walker, agradeció la instancia de trabajo y a su vez entregó todo el apoyo de la Asociación de Fruticultores del Maule a este importante trabajo que está realizando el SAG, “cuenten con todo el apoyo de Fruséptima, nosotros somos los más interesados en que este programa funcione”, señaló. A su vez, destacó la importancia de poder enfrentar esta plaga a nivel regional, lo cual beneficiará no sólo a las vides, que es la especie más afectada, sino que también a los productores de arándanos y ciruelas, dos especies incluidas en el control oficial durante esta nueva etapa; “aquí no hay excusas para no cumplir con el SAG y sus medidas, ya que el problema es serio”, aseguró.
Durante la exposición se dio a conocer la situación de la plaga en la región la cual se encuentra focalizada principalmente en el Maule Norte, zona con alta prevalencia del insecto; de esta misma manera se destacó la importancia de mantener el Maule Sur con bajas detecciones, ya que es la zona de la región donde se concentra principalmente la producción de arándanos.
Respecto del trabajo en las zonas urbanas, el SAG destacó las labores de difusión y entrega de información que se han comenzado a desarrollar durante estas semanas, las cuales preceden a la instalación de emisores de confusión sexual en el radio urbano de las zonas afectadas, técnica que contribuye a evitar la reproducción del insecto. Al respecto el director regional, señaló que “serán 560 hectáreas las que se abarcarán en la provincia de Curicó, con la técnica de confusión sexual, por ello la importancia de contar con la colaboración de los habitantes de las zonas en las cuales se instalarán estos difusores, ya que de esta manera podremos llevar a cabo de manera exitosa esta tarea”, señaló.
Dentro de los acuerdos de esta cita estuvo la coordinación con otras instancias privadas regionales a fin de mantener un trabajo conjunto en pro del control de la plaga, además de actividades públicas, en conjunto con Fruséptima, con el fin de sensibilizar a la comunidad de la región de la importancia del control.

Deja un comentario

Deja un comentario