Un exitoso balance del Programa de control de la plaga Lobesia botrana realizó en la Región del Maule el Director del SAG Eric Paredes Vargas, en reuniones sostenidas con los equipos de las oficinas de Lobesia en Curicó, Talca, Cauquenes y Linares, oportunidad en la que el director agradeció la labor efectuada por todos los funcionarios del programa.
Paredes recalcó que gracias a ellos se ha logrado en la región una disminución sostenida de la plaga, bajando en un 50% el número de predios positivos y en un 89% el número de capturas de adultos en trampas de feromonas en el primer año como resultado de la aplicación de las medidas de control dispuestas por el programa. “Ello da cuenta del esfuerzo, responsabilidad y profesionalismo con que cada uno de los funcionarios asumió la labor que el SAG les encomendó”, indicó.

La plaga Lobesia botrana o polilla del racimo de la vid fue detectada en el año 2008 en diversos viñedos de la región. Siendo de carácter cuarentenario, el servicio informó de la situación a los organismos internacionales correspondientes e inició un millonario programa de control en las 7 regiones afectadas a nivel nacional. Debido a su efectividad, en la región se logró disminuir el número de predios afectados de 434 a 153, y el número de capturas de adultos bajó de 22.229 a tan sólo 395 este año.
El Director del SAG recordó en su balance que la detección de ejemplares de la plaga no sólo ocurrió en predios si no también en la zona urbana por lo que el servicio extendió su radio de prospección, monitoreo y control químico a viviendas particulares. En esta temporada se ha aplicado en forma gratuita control químico en más de 15.000 casas con parrones e instalado 12.600 emisores de confusión sexual.

Eric Paredes agregó que debido a la efectividad del programa y basado en sus buenos resultados, este entrará en una nueva etapa durante su cuarto año de aplicación. El rediseño de la estrategia se centrará en focalizar y reorientar la labor hacia aquellas áreas que aún tienen presente la plaga, reduciendo el área de trabajo. “Ello conllevará a una readecuación de la estructura y del personal que labora en el programa lo que nos permitirá hacer un mejor uso de los recursos”. La meta fijada para la actual temporada 2010-2011 es disminuir en un 10% el número de predios positivos en la región.

El sector privado ha destacado el despliegue de recursos humanos y financieros que realizó el SAG durante estos 4 años lo que permitió que no se registraran bajas en los rendimientos de los viñedos por efecto directo o indirecto de la plaga.

Deja un comentario

Deja un comentario