Con el objetivo de monitorear poblaciones de aves migratorias y poder pesquisar relevantes indicadores acerca de cambios en nuestro ambiente el Servicio Agrícola y Ganadero del Maule realizó un importante estudio sobre aves migratorias que consistió en la captura y anillamiento de aves, tanto en cordillera como en humedales costeros.

Hasta noviembre estuvieron suspendidas las acciones en la zona costera debido a los efectos del maremoto, lo cual, a juicio del SAG provocó mortalidades no determinadas de estados juveniles y pérdida de huevos en este litoral conocido por la nidificación de especies como el pilpilén y gaviota dominicana. Esto quedó demostrado por la baja abundancia de aves en el sitio costero estudiado, no así con una importante diversidad.
Principalmente se detectó la presencia de especies como cisnes de cuello negro, cisnes coscoroba, patos jergones, cuervos del pantano, perritos, pilpilenes, rayadores, gaviotas cáhuil, gaviotines piqueritos y elegantes, patos reales, hualas, patos cuchara, patos rana, pelícanos, taguas, gaviotas garuma, de franklin y dominicana, playeros blancos, patos yecos, pelícanos, entre otros. De esta gran variedad de aves, se destacan las migratorias, que son especies que potencialmente pueden transportar enfermedades contagiosas como Influenza Aviar o New Castle; conocido esto, cada año el SAG realiza muestreos para la detección de estas enfermedades, acción coordinada por la Unidad de Recursos Naturales y Protección Pecuaria.
Este año el estudio se realizó en dos sitios de la cordillera alta, Paso Pehuenche y Lagunas de Teno y un sitio costero, Laguna Reloca. Los datos obtenidos son canalizados a la base de datos del Sistema Nacional de Anillamiento de Aves Silvestres, lo cual queda disponible para relacionar cualquier hallazgo de ejemplares anillados en algunas de las regiones o en el extranjero, puesto que la actividad se está desarrollando a lo largo del país y también en otras estaciones de anillamiento como en el hemisferio norte, desde donde llegan varias de las especies que encontramos de paso, como la gaviota de franklin.

Es importante destacar que el Servicio Agrícola y Ganadero posee un Programa Nacional de Anillamiento de Aves Silvestres, para el estudio del dinamismo de las poblaciones de aves en su proceso migratorio.

* En la foto una golondrina de mar común Oceanites oceanicus, que es una especie residente estival antártica que se dispersa hacia aguas tropicales y del hemisferio norte durante el invierno. Nidifica en varias localidades de la Península Antártica, Islas Shetland del Sur, entre otras, durante los meses de noviembre y mayo.

Deja un comentario

Deja un comentario