Un importante Seminario, organizado por la Universidad Santo Tomás de Talca y en el cual participó el SAG, se desarrolló en dependencias de esa casa de estudios con el fin de abordar la problemática relacionada con el ataque de perros asilvestrados al ganado ovino de la región.
Esta actividad tuvo por objetivo dar a conocer la alternativa de implementar el uso de perros cuidadores, mediante la impronta de mestizos de propiedad de los propios ganaderos, con el uso de metodología especializada. Para este fin, el especialista argentino, Alejandro González, quien posee una vasta y promisoria experiencia, dio a conocer algunas medidas que ayudan a mitigar esta problemática.
Según la recopilación de antecedentes tanto bibliográficos como de terreno, por parte de profesionales del SAG como de otras instituciones que forman parte de esta iniciativa, como Indap, la consultora Ovisnova, FIA, entre otras, y en consulta a los ganaderos de las comunidades afectadas, la mayor incidencia de ataques se concentra en propiedades aledañas a plantaciones forestales, debido a que éstas representan un excelente refugio para estos mamíferos y donde en gran parte del tiempo cuentan con la dieta necesaria para su existencia. También es importante señalar que la explotación ganadera se caracteriza por ser extensiva, sin apotreramientos, mediante el uso de pradera nativa sin considerar una carga animal ajustada a la disponibilidad de forraje. Por esta última razón, también existen mortalidades de ovejas y crías débiles, las cuales también pasan a ser presa fácil de los carnívoros.
De acuerdo a lo anterior, esta instancia planteó una serie de soluciones basadas en el uso de perros mestizos para evitar la depredación de ganado, alternativa que es compartida y trabajada por el SAG. Otra de las alternativas mencionadas es el encierro nocturno del ganado en corrales diseñados para tal propósito, para lo cual existe un plantel piloto en la comuna de Longaví, el cual ha sido difundido entre los ganaderos de la región, a través de visitas de transferencia, para demostrar sus exitosos resultados.
Cabe destacar que el SAG, por tercer año, ha estado generando información técnica y científica sobre la situación poblacional de los carnívoros silvestres en el secano interior de la región, dando cuenta que además existe un claro aumento de la presencia de perros asilvestrados que están ejerciendo daño al ganado, lo cual ha sido demostrado por la atención de denuncias, las cuales en más del 50% de los ataques denunciados a nivel nacional, han resultado provocados por perros asilvestrados.
El director regional del SAG, Nicanor Cuevas Dinamarca, presente en la actividad destacó que “había una idea de que los depredadores eran especies que como SAG debemos proteger; por lo tanto ahí vino un estudio de diagnóstico donde nos dimos cuenta que los depredadores no necesariamente eran pumas o zorros, especies a las cuales los ganaderos atribuían; sino en el 50% de los casos, perros asilvestrados los que atacaban el ganado”.
Por último, cabe hacer notar que durante esta instancia de capacitación se planteó que no hay una solución única para abordar esta problemática, sino más bien se trata de un conjunto de medidas que abordarían en forma integral el problema; sumado al apoyo y colaboración de los ganaderos dando aviso oportunamente al SAG ante un ataque, e implementando las medidas de prevención que estén a su alcance.

Deja un comentario

Deja un comentario