Con la finalidad de proteger y mantener el control de la plaga cuarentenaria Lobesia Botrana o polilla del racimo de la vid, el Servicio Agrícola y Ganadero del Maule, SAG, continúa trabajando arduamente en las fiscalizaciones al transporte de uva de mesa, trabajo que se mantendrá hasta fines de este mes con la opción de extenderse hasta los primeros días de mayo, según los requerimientos.

El SAG ha informado que la finalidad e importancia de los controles carreteros, realizados por funcionarios del Servicio en conjunto con Carabineros, es fiscalizar que la uva y materiales de cosecha sean transportados con todas las medidas de resguardo según lo establecido por el Programa de Control Oficial Lobesia Botrana (PCOLB), por lo que todo transportista debe cumplir con ciertos requisitos.

Entre los principales requerimientos se encuentra la sanidad del medio de transporte y la presentación de la guía de despacho correspondiente, informando además si se trata de productos provenientes de algún área reglamentada.

En cuanto al control del transporte de uva de mesa, el SAG ha puesto especial atención en dichas fiscalizaciones considerando que el objetivo es velar por el correcto transporte de uva de mesa (verificando destino final) que podría eventualmente ser usado para vinificación en forma ilegal.

Si se observa que la uva de mesa tiene destino alguna bodega de vino, deberá verificarse el destino final en dicha bodega. La ley 18.455 indica que en ningún caso podrán mezclarse vinos de mesa con vinos o mostos provenientes de variedades de cepas viníferas tradicionales.

Plaga bajo control oficial

La polilla del racimo de la vid o Lobesia botrana (Lepidoptera, Tortricidae) fue detectada por primera vez en nuestro país en la zona de Linderos, Región Metropolitana.

Es originaria de Europa y ataca a los viñedos provocando un daño directo a través de su larva quien se alimenta de los racimos, produciéndose una pudrición y deshidratación de las bayas, situación que hace disminuir los rendimientos de las viñas.

El Programa Control Oficial Lobesia Botrana permite fiscalizar el cumplimiento de las medidas de resguardo para el transporte de la uva, la que debe ser trasladada cubierta, como mínimo, con una malla rushell con un 80% de sombra o encarpada y sin restos de fruta al aire.

Con el fin de erradicar la plaga del país, el SAG implementó un Plan de Contingencia basado en una integración de medidas que considera la vigilancia, cuarentena, control de predios y control urbano.

El control oficial de plagas involucra todas las acciones que se ejercen para controlar, suprimir o erradicar una plaga cuarentenaria que esté presente en alguna zona del país, así como proteger las áreas libres.

Deja un comentario

Deja un comentario