¡Ah! La Cidade Miravilhosa. Una de las capitales del fútbol sudamericano. Debe ser difícil creer que puede visitarse todo aquello que debe verse de Río de Janeiro en un solo día. ¡Pero es posible!

Dejarse llevar por un intenso tour en Río de Janeiro es una buena táctica para conocer a esta maravillosa localidad costera bañada por el Atlántico. Generalmente estos comprenden tanto las imponentes construcciones naturales como las arquitectónicas. Destacan la posibilidad de disfrutar con la vista, el tacto y…. Mmm… ¡el paladar!

No podrás escaparle al Cristo Redentor en el cerro de Corcovado. Deslúmbrate con su inmenso bosque tropical, la Floresta da Tijuca y el morro Pan de Azúcar ubicado en la boca de la bahía de Guanabara.

Las playas, obviamente, tienen su espacio en este recorrido. Las de Zona Sur y Copacabana sobresalen entre todas de las tantas. Tendrás la chance de conocer también la hermosa laguna Rodrigo de Freitas y el Puente Río-Niterói.

Dentro de la ciudad, podrás echar un vistazo dentro del Sambódromo y admirar estadios de fútbol históricos como el Maracaná y el olímpico Nilton Santos. En el centro de la polis, la Catedral San Sebastián de Río de Janeiro es otro punto imperdible dada su construcción piramidal y espectaculares vitrales. ¡No te pierdas los variados tours que la ciudad maravillosa tiene para ofrecer!

Deja un comentario

Deja un comentario