Intensas fiscalizaciones se encuentra desarrollando personal del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de la Región del Maule, como parte del programa de fiscalizaciones que se ejecuta en forma aún más intensa durante septiembre, para el control de vinos y chichas.

Es  en estas fiestas donde se produce un notable aumento del consumo de este tipo de bebidas alcohólicas, el SAG se encuentra realizando un importante número de fiscalizaciones en bodegas elaboradoras, comercio, distribuidores, entre otras instancias; con el fin de asegurar a los consumidores que estos productos cumplen con la normativa vigente.

Cabe destacar que estas acciones forman parte de las actividades normales que desarrolla el Servicio Agrícola y Ganadero en temas de fiscalización y que se enmarcan en el programa de Viñas y Vinos de esta institución, el cual tiene la responsabilidad hacer cumplir la ley N° 18.455, también conocida como Ley de Alcoholes.

Al respecto, el Director Regional, Fernando Pinochet señaló que “es durante el mes de septiembre donde se produce un notable aumento en la venta de vinos, chichas, cervezas y licores, por lo cual el SAG a través de su programa de fiscalización está realizando acciones de control en los distintos lugares de venta, con el objetivo de evitar que se comercialicen productos falsificados, adulterados o que no acrediten su origen”, indicó.

Es así como producto de estas acciones que en la comuna de Villa Alegre funcionarios del SAG procedieron a retener una cuba en una bodega elaboradora de vinos, por infringir la Ley de Alcoholes, dando inicio al proceso sancionatorio correspondiente.

En este sentido, Pinochet, recalcó que “el Servicio hace un especial llamado a los consumidores a adquirir productos en lugares establecidos para evitar el consumo de vinos, chichas o licores que puedan presentar algún tipo de anomalía”, indicó.

Estas acciones de fiscalización estarán enfocadas en todas las provincias de la región y serán focalizadas en establecimientos, bodegas elaboradoras de vino, botillerías y supermercados; allí los inspectores del SAG solicitarán la documentación correspondiente que acredite la compra y venta de dichos productos; asimismo, se realizará toma de muestras, para la verificación de su genuinidad, las cuales serán enviadas al Laboratorio de Química Enológica del Servicio, ubicado en la ciudad de Talca.

En los casos en que los locales de expendio o puntos de venta no cumplan con la normativa vigente, serán sancionados con las multas que van desde 1 a 150 UTM.

Deja un comentario

Deja un comentario