Reponen cercos de madera dañados por incendios en la Región del Maule

Reponen cercos de madera dañados por incendios en la Región del Maule

Más de 3 mil personas disfrutaron de la Fiesta del Mote con huesillos
Sernapesca Maule rescata tortuga marina varada en Curanipe
Conozca lo que no debe subir a las redes sociales en estas vacaciones

Pequeños aserraderos locales proveen de madera, polines y postes para diferentes deslindes y bienes de uso público arrasados por el fuego.

Más de 200 kilómetros de defensas camineras y cercos destruidos por los mega incendios forestales del 2017 en la Región del Maule, han sido repuestos por la Dirección Regional de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas, empleando insumos en madera impregnada, lo que se ha traducido en un incentivo para empresas madereras que proveen de los polines y postes.

Tras la contingencia, se han reconstruido 207 kilómetros de cercos para caminos públicos, así como postes, portones y nueve refugios peatonales, utilizando cerca de 10 mil unidades de polines impregnados.

“Repusimos los cercos camineros quemados en vías interurbanas de acuerdo al estándar del manual de carretera que exige madera impregnada y cinco guías de alambre de acero galvanizado, lo que nos permite entregar seguridad a los usuarios, pues se evita que animales se salgan a los caminos”, señala, Patricio Herrera, profesional de la Dirección Regional de Vialidad.

El uso de este tipo de madera, que es tratada especialmente para resistir largo tiempo a la intemperie y el ataque de plagas, se ha diversificado en los sectores rurales donde además de los cercos en caminos públicos, se utiliza en el deslinde de predios, construcción de portones, cercos de plantaciones agrícolas y forestales, alumbrado público y construcción de refugios peatonales, entre otros.

El proceso de impregnación consiste en aumentar la vida útil de la madera mediante el uso de preservantes y fungicidas que se aplican en una cámara al vacío y a presión.

Carlos Moena Díaz, de la empresa Madetalca de Maule, destaca que con este procedimiento, se extiende la vida útil de un poste de madera a más de 20 años, por lo que es una excelente solución para cercos y construcciones en madera al aire libre.

“Nuestros clientes se han dado cuenta de la conveniencia de la madera impregnada por lo que creemos que el futuro es aún auspicioso”, señala Moena.

Por su parte el ingeniero forestal, Jorge Geldes, de la empresa Osmose Chile), sostiene que “incluso la madera que resultó afectada por los incendios forestales ha sido utilizada como polines o postes impregnados siempre y cuando cumplan con la norma de humedad y de retención de óxido activo por metro cúbico pues irá en contacto directo con la tierra”.

De acuerdo a lo informado por las autoridades regionales el proceso de reconstrucción tras los mega incendios está en marcha y se ha planteado un horizonte de un año para terminar con todos los proyectos, donde la madera seguirá siendo protagonista, esta vez para devolver dinamismo a la golpeada actividad forestal maulina tras los incendios del 2017.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0