En el marco del ciclo de conferencias “Reglas del juego y el fin del desarrollo acelerado: el regreso a un desarrollo mediocre”, que es parte de la alianza estratégica entre la Corporación de Estudios para Latinoamérica (CIEPLAN) y la Universidad de Talca, el economista y ex ministro René Cortazar dio una charla en la Facultad de Economía y Negocios (FEN) de la casa de estudios.

En la oportunidad, el doctor en Economía del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) comentó que en la actualidad “el foco del debate económico está centrado en el muy corto plazo. Discusiones, a veces acaloradas, de si vamos a crecer al 3% o al 3,5% al año. Si estamos un par de décimas por sobre el crecimiento mundial o un par de décimas por debajo”.

“Junto con estos movimientos de corto plazo hay una tendencia de largo plazo, que se encuentra menos presente en el debate público. Se trata de la trayectoria del crecimiento tendencial de nuestra economía, que muestra un ritmo cada vez más lento”, prosiguió el ex secretario de Estado de los gobiernos de los ex presidentes Patricio Aylwin y Michelle Bachelet.

Cortazar enfatizó que “mientras en la década de los noventa crecimos a más del doble que la economía mundial, los siguientes quince años bajamos un escalón, y lo hicimos un 70% más rápido que el resto del mundo. En el gobierno de la Nueva Mayoría bajamos otro escalón, y crecimos a poco más de la mitad que la economía mundial. Con un precio del cobre parecido al del período anterior, y muy superior al de los noventa. Hoy se proyectan tasas de crecimiento parecidas a las del resto del mundo, y se piensa que esta tendencia se va a mantener en el futuro cercano”.

A juicio del experto, las fluctuaciones de la economía nacional tienen directa relación con el poder adquisitivo de los trabajadores chilenos. “Esta caída en la tasa de crecimiento tiene, como es evidente, un impacto crucial sobre la calidad de vida de las personas. Ha disminuido fuertemente la tasa de creación de empleos. Cuando crecíamos en torno a dos veces la tasa mundial, el poder adquisitivo de los salarios se duplicaba cada 20 años. Cuando crecemos al mismo ritmo del resto mundo, o menos, el poder adquisitivo de las remuneraciones se duplica cada más de 40 años”, explicó.

El investigador senior de CIEPLAN aseguró que el bajo crecimiento en Chile se explica por varios factores y uno de ellos es la “calidad de la política”.

“La calidad de la política se fue deteriorando y cuando eso sucedió se elaboraron reglas del juego poco adecuadas. No siempre lo que necesitamos es popular o aparece en las encuestas. Si tenemos a una dirigencia política que está con miedo de la opinión pública y con miedo a las encuestas, no vamos a dar el salto hacia delante. Lo primero que requerimos es una dirigencia política que esté dispuesta a conducir, orientar y llevarnos de vuelta al desarrollo”, remarcó.

 

Proyecto de 40 horas

René Cortazar también se refirió al proyecto de ley que busca reducir la jornada laboral a 40 horas semanales. Al respecto, preguntó: “¿Alguien piensa seriamente que trabajando 40 horas en vez de 45 horas va a tener el mismo salario? Eso suena muy popular para las encuestas, pero se va a traducir en un menor poder adquisitivo en los salarios y eso hay que decirlo con transparencia”, concluyó.

Deja un comentario

Deja un comentario