Tras el fatídico terremoto del 27 de febrero de 2010, el daño en la infraestructura habitacional de gran parte de la zona central del país fue total. Una de las ciudades más afectadas por este sismo fue Linares, en donde las cabañas de los funcionarios municipales de la zona quedaron completamente destruidas durante la tragedia.
Es por ello que la Municipalidad de Linares decidió postular a los Fondos Concursables de Caja los Andes, para poder reconstruir estas instalaciones vacaciones ubicadas en el Embalse Ancoa, que benefician directamente a más de 600 trabajadores.
Gracias al beneficio entregado por Caja Los Andes, se implementó un centro vacacional que permitirá entregar un lugar de descanso y recreación a muchos trabajadores que no cuentan con espacios de este tipo en la zona.
Este proyecto tuvo un costo total de $15.000.000, de los cuales $10.200.000 fueron financiados por la institución de beneficios sociales, a través de los Fondos Concursables.
«Este es un proyecto de carácter social donde se beneficiaran directamente los trabajadores de la Municipalidad de Linares y sus respectivas cargas familiares, dos segmentos de los que Caja Los Andes se encuentra permanentemente preocupada, y en contrastante entrega de beneficios sociales”, aseguró el Gerente de Sucursal Linares de Caja Los Andes, Mauricio Raposo.

La idea de los Fondos Concursables es dar apoyo a todas esas iniciativas que tienen un fin social. Quienes estén interesados en postular, deben tener proyectos que tengan como principal objetivo satisfacer estados de necesidad vinculadas directamente a la Seguridad Social, como es el caso de la educación, salud, cultura, deporte y recreación.

Deja un comentario

Deja un comentario