Para muchas personas las fiestas de fin de año implican ingerir grandes cantidades de comida y varios litros de alcohol, lo que puede provocar estragos en el organismo y fallas en su funcionamiento. La solución para esto puede estar en algo tan simple como una dieta adecuada que ayude a desintoxicar el cuerpo que incluya alimentos como la alcachofa, la piña, la papaya, los zapallos italianos, el tomate y las setas.

La profesora de Cocina Internacional y Tradicional Chilena, María Carolina de la Fuente, del Instituto Profesional y Centro de Formación Técnica, Santo Tomás Curicó, nos entrega efectivos datos para aplicar después del Año Nuevo.

10 alimentos para desintoxicar al organismo de manera natural.

Hojas verdes: por ser diuréticos naturales y tener una elevada cantidad de antioxidantes, son muy valiosas para depurar al cuerpo de toxinas y radicales libres del oxígeno. Entre ellas: berro, achicoria, lechugas varias, espinacas.
Limón: añadir unas gotas de limón a un vaso de agua es suficiente para desintoxicar al cuerpo, ya que tiene un fuerte poder antioxidante, colabora con la digestión e hidrata naturalmente.
Fruta fresca: si comemos una pieza de fruta fresca recibimos vitaminas, minerales, fibra, agua y antioxidantes, por ende, no sólo estimulamos el funcionamiento del tracto digestivo, sino que protegemos las estructuras de todo el cuerpo con sus micronutrientes esenciales.
Repollo: colabora con la acción de las enzimas hepáticas lo cual favorece la desintoxicación y además, posee gran cantidad de fibra y compuestos sulfurados protectores del organismo.
Alcachofa: incrementan la producción de bilis lo cual favorece la digestión de las grasas, por ende, es un gran aliado para depurar al organismo tras grandes comilonas.
Betarraga: tiene valiosos antioxidantes y estimulan la digestión así como el funcionamiento del hígado y vesícula biliar.
Jengibre: colabora con el funcionamiento del aparato digestivo y además, tiene grandes propiedades antioxidantes.
Ajo: sus compuestos no sólo actúan contra los radicales libres, sino que son antiinflamatorios, digestivos y vasodilatadores.
Té verde: sus flavonoides antioxidantes también favorecen la actividad hepática por ende, ayudan en la desintoxicación.
Granos enteros: para vaciar al cuerpo de toxinas y limpiarlo por completo, los cereales integrales son de gran ayuda, porque son ricos en fibra, antioxidantes y nutrientes.

Además, esta mini-dieta permite desintoxicar el organismo de los excesos en poco tiempo. No debe durar más de dos o tres días y es importante ingerir por lo menos dos litros al día de agua.

Desayuno:
Té o infusión con una rodaja de limón y edulcorante o miel líquida.
Jugo de fruta natural de naranja o manzana.
Almuerzo:
Sopa de verduras o ensalada verde con limón.
Ensalada de frutas.
1 yogur descremado o infusión al gusto con edulcorante.

Merienda:
Yogur natural descremado o un vaso de leche descremada.
Cena:
Un plato de sopa y verduras frescas o hervidas al vapor, con una porción pequeña de queso fresco. 1 gelatina light.

Deja un comentario

Deja un comentario