El Cardenal Raúl Silva Henríquez nació el 27 de septiembre de 1907 en  Talca. Su padre fue Dn. Ricardo Silva Silva, y su madre, doña Mercedes Henríquez Encina.

Sus primeros estudios los hizo en el Liceo Blanca Encalada, de los hermanos de Las Escuelas Cristianas, y posteriormente en el Liceo Alemán de Santiago, de los padres del Verbo Divino.

Se recibio de Bachiller en 1923 e ingresó a la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Chile. Se recibió de Abogado en diciembre de 1929. Su tesis versó acerca de las Asignaciones modales.

En enero de 1930 ingresó al Noviciado de la Congregación Salesiana en Macul. Estudió Filosofía en Chile y posteriormente se doctoró en Teología y Derecho Canónico en el Estudiantado Internacional de Turín de la Congregación Salesiana. Fue ordenado sacerdote el 4 de julio de 1938 por el Cardenal Maurilio Fossatti, Arzobispo de Turín.

Volvió a Chile a fines de 1938 y paso a desempeñar las cátedras de Derecho Canónico, Teología Moral e Historia Eclesiástica en el Teologado Salesiano de Santiago.

En 1943 fue nombrado primer rector del Liceo Manuel Arriarán Barros, y estando allí construyó el Templo San Juan Bosco de La Cisterna. En 1948 fue nombrado Rector del Patrocinio San José, en Santiago. Fue fundador y Presidente Nacional de la Federación de Colegios Particulares Secundarios (FIDE Secundaria). Fundó la revista Rumbos y presidió dos congresos nacionales de la FIDE. En 1950 fue designado Director del Estudiantado Teológico Salesiano Internacional en La Florida, Santiago, para estudiantes del cono sur de América de la Congregación Salesiana. Durante este tiempo preparó y dirigió el primer Congreso de Religiosos de Santiago que fue convocado por la Santa Sede y en 1956 presidió la Delegación Chilena al Congreso Internacional de Religiosos que tuvo lugar en Buenos Aires. En 1957 fue nombrado Director de las Escuelas Profesionales de la Gratitud Nacional y del Liceo San Juan Bosco.

Se le confió también la organización del Instituto Católico Chileno de Migraciones (INCAMI) y también de la Federación de todas las obras asistenciales y caritativas de la Iglesia, conocida con el nombre de Cáritas Chile. En ambas ha sido Primer Director y Presidente Nacional, respectivamente. Fue Vicepresidente mundial de Cáritas-Internacional y en 1962 fue nombrado Presidente de la misma institución, en Roma, por representantes de 62 países.

El 24 de octubre de 1959 fue nombrado Obispo de Valparaíso por el Papa Juan XXIII. Fue consagrado en la Catedral de esa ciudad el 29 de noviembre de ese mismo año. El 25 de mayo de 1961 fue nombrado Arzobispo de Santiago, tomando posesión de su nuevo cargo el día 24 de junio. En febrero de 1962 fue nombrado Cardenal por el Papa Juan XXIII, recibiendo el Capelo Cardenalicio de sus manos el día 19 de marzo de ese mismo año, siendo su lema episcopal «Caritas Christi urget nos»

Su labor como Arzobispo de Santiago está nutrida por numerosas actividades y realizaciones. Por destacar sólo algunas, es importante recordar que ha sido el organizador de la Arquidiócesis de Santiago en Decanatos, Zonas Pastorales y Vicarias especializadas. Ha fundado numerosas instituciones de formación religiosa, de promoción social, de defensa de la justicia y de los derechos humanos.

En su calidad de Arzobispo de Santiago tuvo activa participación en el Concilio Ecuménico Vaticano II, en sus cuatro sesiones, destacándose como una de las figuras más preclaras de la Iglesia de América Latina.

Entre los años 1962 y 63 organizó la Gran Misión de Santiago. Posteriormente convocó al Sínodo de la Iglesia de Santiago de donde surgieron las líneas fundamentales que han inspirado la acción de esta Iglesia en los años posteriores.

Fue legado Papal al Congreso Mariano de Santo Domingo en el año 1965. También participó en el Primer Sínodo Mundial de Obispos convocado por el Papa Paulo VI en septiembre-octubre de 1967.

Le ha tocado participar en los Cónclaves que han elegido al Papa Paulo VI, al Papa Juan Pablo I y al Papa Juan Pablo II.

Ha sido miembro de la Sagrada Congregación para la Educación Católica, la Sagrada Congregación para el Culto Divino y la Comisión para la Reforma del Código de Derecho Canónico.

Ha recibido el Doctorado Honoris Causa de la Universidad Católica de Chile (1962), del Iona College (U.S.A., 1962), de la Universidad de Georgetown (U.S.A.,1963), de la Universidad de Panamá (1977), del Williams College (U.S.A., 1977), y de las Universidades Dale de Notre Dame en Estados Unidos.

Su labor en defensa de los derechos humanos le ha valido el reconocimiento del Congreso Judío Latinoamericano, que el 26 de febrero de 1972 le confirió el Premio Derechos Humanos 1971. Las Naciones Unidas reconoció la acción destacada en la Vicaría de la Solidaridad confiriéndole el Premio Derechos Humanos el 10 de diciembre de 1978 y, posteriormente, por la misma razón, recibió el Premio Fundación Bruno Kreysky en Viena el 19 de octubre de 1979.

Fue en varios períodos Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile y miembro del Comité Permanente, además de Gran Canciller de la Pontificia Universidad Católica, en su calidad de Arzobispo de San tiago.

El 10 de junio de 1983 dejo la Arquidiócesis de Santiago, al cumplir 75 años de edad, sucediéndole en el cargo Monseñor Juan Francisco Fresno Larraín.

Lo siento, no hay encuestas disponibles en este momento.

Deja un comentario

Deja un comentario