El nivel de preparación de un vehículo para un viaje puede cambiar dependiendo la exigencia. Si se viaja a Valparaíso por carretera (135 km), el tiempo que se debe dedicar a la preparación probablemente es menor que si el destino es el Parque Nacional Pan de Azúcar, que incluye caminos de tierra y piedras (900 km). Pero hay ciertos aspectos que siempre debemos considerar para evitar un mal rato, o peor aún, un accidente.

No existen registros de la cantidad de panas sufridas por chilenos al año, pero es habitual escuchar historias de autos botados al borde de la carretera, con todo lo que eso significa para los vacacionantes. Respecto de los accidentes, según cifras entregadas por carabineros, de los más de 60 mil que ocurren al año, un 1,7% corresponde a fallas mecánicas. En términos estadísticos, esto significa 3 accidentes diarios, los que se habrían podido evitar.

Para poner en contexto, el estado de los vehículos chilenos y la necesidad de revisarlos antes de salir, es interesante ver las estadísticas de las revisiones técnicas. El último año se han realizado más de 14.962.195 millones. De estas, os expertos de www.autofact.cl – grupo de personas dedicadas exclusivamente a recopilar información de autos usados, que entregan el detalle de cada revisión junto a más antecedentes – analizaron una muestra de 70 mil patentes, de las cuales se descubrió que más del 20% de los vehículos presenta su revisión vencida, rechazada o al menos un rechazo antes de ser aceptada. Las principales causas fueron por Inspección visual (neumáticos, luces y normas de seguridad), que explican un 70%, y frenos, con un 15%.Para salir seguro, aquí una lista de consejos:

Estado de los neumáticos: Hay que buscar protuberancias que podrían significar una rotura interior. En caso que estén muy gastados, bordes redondos o posibilidad de ver la primera capa, es el momento de invertir en pares nuevos.
Presión de los neumáticos: Importante revisar la presión y ajustarla a la recomendada por el fabricante, ya que se puede reducir el gasto de combustible considerablemente. Esta información normalmente aparece en un cuadro en el marco de las puertas del vehículo.
Limpiaparabrisas: Revisar el estado de las gomas y el nivel del líquido. No es difícil hacerlo, sólo hay que abrir el capó y buscar un ícono que indica la acción de limpiar el parabrisas. Si no, siempre se le puede pedir a un bombero en una estación de servicio.
Nivel de aceite: El aceite es el elemento que permite que el motor mantenga su temperatura adecuada y que funcione de forma correcta. Es clave realizar los cambios en el tiempo indicado. Este dependerá del tipo que se utilice. En casos puede ser cada 5 años o 10 años. Antes de salir, revisar el nivel y el estado.
Luces: Otra falla clásica en las plantas de revisiones es el estado de las luces. Chequear las luces delanteras y traseras. Cambiar un foco es rápido, no implica un gasto importante y puede evitar un accidente, además de un parte.
Frenos: Este aspecto en un poco más difícil de realizar. Se pueden probar buscando ruidos o una sensación «extraña», pero lo recomendable es revisar niveles de líquido de frenos y el estado las pastillas.
Herramientas y elementos: Antes de partir, es fundamental tener las herramientas para cambiar ruedas, ver el estado del neumático de repuesto y del extinguidor, además de contar con todos los elementos de seguridad si es que debe detenerse en el camino.
Equipaje: Si se lleva equipaje fuera del vehículo, en el «pick up» o un carro, es fundamental tomarse el tiempo necesario para amarrar bien la carga y verificar que no hayan elementos sueltos.
Por último, recordar salir con el estanque lleno y por supuesto, los documentos del vehículo. Entre ellos, permiso de conducir, revisión técnica y de gases al día, seguro obligatorio y padrón. Con estos pequeños chequeos, se disminuye de forma importante la posibilidad de pasar un mal rato y arruinar las vacaciones.

Acerca de www.autofact.cl:
Fundada por dos ingenieros a principios de 2012, establece conexiones y flujos de información con fuentes de todo tipo (Registro Civil, Ministerios de la República, bases de datos, empresas del rubro, sitios WEB de información). Estas conexiones permiten conocer información, procesarla y resumirla, y generan un informe de antecedentes de cada placa patente. De los vehículos consultados, 56% son vehículos, 21% SUV y 11% camionetas.

Deja un comentario

Deja un comentario