moras_frambuesas_arandanos--476x714

La celulitis se define como una acumulación de grasas y líquidos en la hipodermis o capa interna de la piel. Corregir la alimentación y cambir el estilo de vida son aspectos que contribuyen a eliminar la celulitis.

Existen alimentos que minimizan el efecto de la celulitis al tiempo que existen otros que son agravantes potenciales, pues se acumulan directamente en forma de grasa en el cuerpo, según explica Natalia Nasarre, nutricionista y dietista de Genomics Genetics. Los nutrientes que se aconsejan para combatir sus efectos son aquellos que depuran los estrógenos, mejoran la circulación y combaten la retención de líquidos.

  • Así se combate la celulitis

Antioxidantes: Tienen la capacidad de protegernos frente a los radicales libres (oxidantes) y ofrecer así una mejor salud de las paredes vasculares (arterias y venas). Por otro lado, algunos de estos antioxidantes, como por ejemplo los polifenoles del té, tienen unos efectos vasoconstrictores que ayudan a mejorar la circulación. Lo encontramos en: aguacates, bayas (moras, fresas, frambuesas, arándanos), coles en general, zanahorias, cítricos, manzana, uvas, cerezas, cebollas, espinacas y los tomates.

Potasio: Favorece el equilibro de líquidos. Es un mineral que se encuentra fácilmente en frutas, verduras y alimentos como los que aparecen a continuación: Albaricoques, melocotón, ciruelas, plátano (aconsejable los desecados), germen de trigo para echar en el yogur o cremas de verduras, legumbres (sobre todo la soja y sus derivados), y hortalizas (perejil, apio, pimientos y puerros).

Acidos grasos insaturados: Su capacidad anticoagulante, sobre todo en el caso de los ácidos grasos Omega 3, los hace ideales para mejorar la circulación en la celulitis y prevenir trombos o coágulos. Los más aconsejables son los que contienen Omega 3: Pescados azules (cuanto más pequeños, más aconsejables por su menor cantidad de mercurio) como sardina, caballa, arenque, boquerón. Otros alimentos de origen vegetal aportan este nutriente, aunque en menor cantidad, es el caso de nueces, semillas de chía y de calabaza. Otras grasas insaturadas las aportaría el aguacate y el aceite de oliva virgen extra.

En el otro lado de la balanza estarían aquellos productos o alimentos como el alcohol y el tabaco que aportan toxinas al organismo y que debemos evitar, sobre todo cuando nos encontramos con un problema de microcirculación como es el que da pie a la celulitis. Además el alcohol es un vasodilatador, esto significa que dilata los vasos sanguíneos, empeorando la circulación.

Por último, cabe destacar, tal como explica la doctora Nasarre, que el sedentarismo hace que disminuya la masa muscular y que aumente la masa grasa, además de favorecer la flacidez de tendones y músculos. De hecho, asegura que estar demasiadas horas sentado empeora la circulación.

Powered by WPeMatico