El uso de maquinaria moderna ya no es exclusivo de las grandes compañías. Pequeñas y medianas empresas se están atreviendo a invertir en equipamiento de primer nivel.
En mayo de este año Maderas Martín Limitada revolucionó el mercado de las pymes a nivel nacional, debido a la adquisición de un aserradero de última generación, tecnología que a la fecha era de uso casi exclusivo por parte de las grandes empresas del país. Se trata de la puesta en marcha de un aserradero sueco Soderhamns, que significó una inversión de 25 millones de dólares y que permite una producción de mayor calidad y en menor tiempo, dos ponderables con las cuales las pymes han podido dar un paso cualitativo en la materia.
Según el gerente de la empresa, Juan Domingo Martín, dicho avance sólo le ha traído beneficios gracias a que “mejoran los factores de aprovechamiento, el nivel de productividad es mayor y se racionalizan los costos. Además se entrega una mayor seguridad laboral a nuestro personal, ya que cuenta con controles electrónicos de software y escáner. En el fondo, nos ha entregado una mayor competitividad que nos pone a la altura de un mercado cada vez más exigente”.
“Esta moderna maquinaria hasta ahora sólo se veía en las grandes empresas , pero la positiva experiencia de Aserraderos Muñoz -con quien somos socios en una empresa forestal junto con la empresa Mestre- que hace tres años adquirió un aserradero de estas características, nos hizo ver que era recomendable implementar estas nuevas tecnologías”, asegura el dueño de Maderas Martín. De hecho, Maderas Mestre próximamente seguirá el mismo camino y se sumará al uso de maquinarias más modernas.
Martin asegura que la asociatividad con estos dos socios ha sido clave para este salto cualitativo. Gracias a este accionar conjunto, estas tres pymes madereras han alcanzado una mayor productividad y crecimiento, lo que aparte de reportar beneficios a ellas, también ha sido positivo para la costera ciudad de Constitución, comuna donde están emplazados y que como se recordará, fue una de las más afectadas por el terremoto y posterior tsunami del 27-F.
“La asociatividad –fundamenta- ha sido fundamental para desarrollarnos y crecer como lo hemos venido haciendo. Sin ello difícilmente podríamos haber alcanzado estos logros. Por eso recomiendo al resto que profundicen en el concepto. Es la mejor forma de crecer, no sólo de productividad sino que también sustentablemente y amigable con el medioambiente”, enfatiza Martín.
Para este empresario forestal, la modernización del equipamiento de su empresa también representa un logro familiar. “Es proyectar lo que inició mi padre, quien fue pionero en la materia y reforestó cuando en la zona aún no se conocía el pino. Además, esta actividad ha contribuido enormemente al progreso del país y particularmente a la comuna de Constitución, así como también estamos cumpliendo un rol de responsabilidad social, entregando oportunidades de trabajo al pueblo maucho”, declara con orgullo y satisfacción.
Características de la nueva maquinaria
El aserradero Soderhamns cuenta con un Sistema de Optimización, lo que permite tener los mismos principios de lectura que el descortezador, con lo cual se logra prácticamente llevar a cero las diferencias de optimización entre ambos sistemas. Mientras que la máquina principal tiene un rotador de piñas para posicionar los rollizos y otros equipos (Chipper Canter con Sierras Huinchas doble Twin) que en su conjunto son comandados en base a la lectura un escáner, los que trabajan a un máximo de 100 metros por minuto.
Además considera un descortezador para la clasificación de rollizos, lo que le ha permitido a esta pyme avanzar de la tradicional clasificación diámetro a diámetro para agregar otros formatos más avanzados, tales como categorizar por patrones de corte, lo que mejora la eficiencia del proceso de aguas arriba en cuanto a productividad.
Adicionalmente, la empresa adquirió una canteadora que les permite optimizaciones en el ancho para piezas laterales, entregando entre 65 a 70 piezas por minuto. Junto con lo anterior, para redimensionar en sus propios aserraderos aquellas maderas de medidas no tradicionales, también importaron una sierra que permite compartir maderas en tres piezas terminadas con un máximo de seis piezas con su sierra horizontal, la cual es capaz de alcanzar los 130 metros cada 60 segundos.
Por su parte, en Corma del Maule, valoran enormemente el esfuerzo y empuje de estos empresarios pymes, pues han demostrado que con una buena estrategia, un plan asociativo y atreverse al riesgo, se puede botar paradigmas que históricamente limitaban el crecimiento del empresario pequeño. Todas estas características y condiciones son las que en Corma del Maule, ya desde hace diez años se ha estado trabajando e impulsando una potente agenda pro madereros pyme buscando el ayudar a generar las mejores condiciones posibles para un adecuado desarrollo de este segmento empresarial, que por lo demás, en la región del Maule, representa al 91% de la capacidad instalada, con 195 empresas por sobre un universo de 215.

Deja un comentario

Deja un comentario