Como un “montaje para la foto” calificó el presidente comunal del Partido Socialista, Rodrigo Olivares, el diálogo ciudadano que realizó el gobierno en Talca, “para encontrar soluciones a las demandas sociales”.

El evento que tuvo en lugar el pasado miércoles en el Gobierno Regional, congregó alrededor de sesenta personas, previamente seleccionadas por la Intendencia y la Seremi de Desarrollo Social y Familia. Entre los asistentes, figuraban el gobernador de Talca, Felipe Donoso, y varios seremis.

“No han aprendido nada. Para reconstruir confianzas el gobierno debe hacer convocatorias amplias, en particular a quienes están protestando en la calle. El diálogo encabezado por el intendente Pablo Milad fue un montaje para la foto, para decir que están escuchando a la gente, cuando en realidad solo quieren escucharse a sí mismos”, señaló.

El evento, que se enmarca en un plan de diálogos ciudadanos anunciado por el presidente Sebastián Piñera el pasado 26 de agosto, registró momentos tensos, debido a la presencia de personas que lograron ingresar al salón sin invitación y exigieron la renuncia del intendente y gobernadores.

“Sin una claridad sobre la postura del Ejecutivo respecto a una nueva Constitución, esos diálogos son inconducentes. Las y los ciudadanos ya están participando en cabildos en sus barrios y otros espacios, por lo que en realidad lo que debería hacer el gobierno es reconocer esos esfuerzos y sumarse al llamado de un proceso constituyente”, agregó el timonel.

Deja un comentario

Deja un comentario