La provincia de Linares cuenta con su primer coto de caza mayor, esto significa que se pueden cazar animales con un peso mayor a 40 kilos, entre ellas ciervos rojos (Cervus elaphus) y ciervos dama (Dama dama), los cuales pueden ser cazados sólo por acecho.
Importante actividad realiza el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en la supervisión y fiscalización de cotos de caza mayor y menor en la región, los cuales son predios destinados a la práctica de este deporte.
Los requisitos que establece el SAG para esta práctica están dados por la inscripción del proyecto en el Registro Nacional de Tenedores de Fauna Silvestre, base de datos que maneja el propio Servicio. En particular, el coto de la provincia de Linares cuenta con 252 hectáreas de terreno y un plantel que cuenta con 218 ciervos rojos y 98 ciervos dama. De acuerdo a las características de este coto, no está permitido el ingreso de clientes externos con fines comerciales, ya que solamente se eliminan machos con malas características de sus cornamentas. Cabe destacar que los cotos de caza deben permanecer unos años a la espera para estar en condiciones de ofrecer cuotas de cacería. En este caso de la provincia de Linares, el proyecto fue inscrito el año 2009 para recién este año poder abrirse para el ingreso de interesados en practicar esta actividad.
En este sentido, el Encargado Regional de Recursos Naturales del SAG, Luis Villanueva, indico que, “el SAG realiza una estricta supervisión y fiscalización de estos lugares, los cuales deben cumplir con todas las especificaciones que establece la normativa, de lo contrario no pueden funcionar; en este sentido, el SAG es muy estricto en que los cotos de caza establecidos e inscritos en el SAG funcionen correctamente”, señaló.
Ya que esta actividad se encuentra bajo la supervisión del SAG, funcionarios de la oficina Linares realizaron la inspección oficial al coto pudiendo verificar que a la fecha existe una población mucho mayor a la inscrita, lo cual lo deja en condiciones de comenzar a operar. Asimismo, se llevó a cabo una inspección visual mediante monitoreo con trampas-cámara las cuales se ubican dentro del coto, lo cual permitió observar algunas de los ejemplares. También se verificaron las condiciones del cierre perimetral del predio cuya longitud alcanza los 8 kilómetros, encontrándose conforme a las especificaciones técnicas que establece el SAG.

Deja un comentario

Deja un comentario