La ley lo dice desde ahora: Igualdad de sueldos entre hombres y mujeres

¿Quién no ha conocido a alguna mujer que siempre desea estar a la altura del hombre? No cabe duda de que, desde tiempo inmemoriales, se nos ha considerado el "sexo débil"... Si nos ponemos más extremos, el protagonista secundario de la historia. Sin embargo y a través del paso de los años las diferencias se han ido desvaneciendo al punto de que hoy en día ya no existen los oficios exclusivos para uno u otro sexo. Los escaños parlamentarios de muchos lugares en el mundo son ocupados por mujeres, incluso tenemos presidentas.

4,5% creció la producción de maderas y embalajes de madera de exportación en el Maule
3 trucos para disfrutar más del e-shopping
Seminario en UTALCA Sistema de pensiones: buscando caminos

El debate eterno es la diferencia, para algunos estratosférica, de sueldos entre hombres y mujeres. Pero la buena noticia es que la “Ley Nº 20.348”, que modifica el Código del Trabajo, vino a cambiar la historia ¿Qué significa esto? Que se resguarda el derecho a la igualdad en las remuneraciones entre hombres y mujeres que desempeñan una misma función.

Vigencia
Dentro de seis meses esto se hará efectivo, plazo más que suficiente para que las empresas ajusten sus normativas y nóminas de pago.

Entrando en datos más específicos podemos decir que:

– Las empresas que tienen entre 10 y 199 trabajadores permanentes deberán establecer en su reglamento interno un procedimiento para acoger las denuncias.

– Las empresas con 200 o más trabajadores deberán elaborar, junto al reglamento interno, un registro de los cargos y funciones de los empleados y sus características.

– No serán consideradas “arbitrarias” las diferencias objetivas de remuneraciones que se basen en las capacidades, calificaciones, idoneidad, responsabilidad o productividad del trabajador o trabajadora.

¿Qué pasa si no se cumple?

El dicho popular aquel dice que “Toda regla se hace para romperse”, pero en este caso no se aplica para nada. Tal modificación está destinada a proteger la dignidad laboral de las mujeres por sobre los hombres. Por esta razón:

Ante casos de discriminación salarial entre hombres y mujeres:

– Se realizarán las denuncias por escrito en primera instancia ante el empleador, el que tendrá un plazo de 30 días para dar respuesta fundada y por escrito.

– Si la respuesta no es satisfactoria para él o la reclamante, podrá recurrir al procedimiento de tutela de Derechos Fundamentales de la nueva Justicia Laboral.

– Se autoriza a las organizaciones sindicales a presentar denuncias en tribunales.

– Cuando el empleador no aplica las medidas reparatorias, arriesga multas entre 1 y 60 UTM, según el número de trabajadores de la empresa.

Quienes respeten la ley podrán descontar hasta el 10% de las multas por otras causas (excepto prácticas antisindicales o infracción a los derechos fundamentales). La ley modifica el Estatuto Administrativo, haciendo aplicable el principio de igualdad de remuneraciones a los funcionarios a contrata del Estado.

Para el Seremi (S) y actual Director Regional del Trabajo, Joaquín Torres este “es un acto de justicia que enfrenta las discriminaciones del mundo laboral. Es un paso más hacia la igualdad de oportunidades y de condiciones de trabajo en materia de remuneraciones. Estamos hablando de un derecho fundamental”.

Otros países

En países donde rige esta ley el porcentaje de mujeres trabajando es mayor que en Chile. Además, un estudio del Banco Mundial y el Sernam señala que la eliminación de la brecha de ingresos en razón de género en Chile podría implicar una reducción del 8% de la extrema pobreza y un aumento del 2% en el ingreso per cápita promedio.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0