Nulos acercamientos existen entre el Gobierno y el Colegio de Profesores para retomar el diálogo entre las partes y poner fin a un paro docente que se extenderá por cuarta semana consecutiva, y que según el propio Ministerio de Educación, está afectando a más de medio millón de estudiantes.

Luego del categórico rechazo que hicieran las bases de la última propuesta del Ejecutivo, la ministra de la cartera, Marcela Cubillos, traspasó la responsabilidad de la movilización a los dirigentes del gremio, señalando que el paro sólo tiene motivaciones políticas.

“Si se trabaja en conjunto con ellos durante dos días seguidos en una fórmula de solución, nosotros creemos hoy día que las razones para seguir en paro son más bien políticas y, por lo tanto, la responsabilidad de terminarlo está en sus manos y ojalá que no se siga perjudicando a la educación pública”, remarcó y consigna Biobío.

Si bien el paro se ha prolongado por tres semanas, recién en estos últimos días la movilización de los profesores entró a los radares de La Moneda, lo que podría hacer girar la estrategia de la ministra Cubillos, que de momento se ha mantenido ausente de las negociaciones, apostando por el desgaste del movimiento docente.

El presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, lamentó que la secretaria de Estado esté más preocupada de cuidar su supuesto capital político, tras los resultados de la última encuesta CEP, en vez de asumir su rol de ministra de Educación y abogar porque se solucione el conflicto.

“Como puede ser que una persona esté haciendo cálculos políticos en vez de resolver problemas. Ser ministro de Estado implica una obligación, no puede ser solamente un trampolín para otros cargos”, acusó el líder del magisterio.

Sobre los efectos del paro indefinido, el subsecretario de Educación, Raúl Figueroa, señaló que son 600 mil los estudiantes de Enseñanza Básica y Media los que se encuentran sin clases.

De paso, admitió que la movilización ha sido importante en el sector público, aunque -pese a eso- descartó adelantar las vacaciones de invierno.

Es en este escenario que miles de profesores llegaron de diferentes puntos del país, para marchar por Santiago en tres columnas, que confluyeron en el paseo Bulnes, dando cuenta del respaldo con que aún cuenta la dirigencia del gremio y el malestar que existe contra la ministra de Educación, por su total ausencia en la conversaciones con el Colegio de Profesores.

Deja un comentario

Deja un comentario