Gracias a su gran labor y al impacto que ha tenido su trabajo en la vida de sus alumnos, la docente egresada de la Universidad de Talca Melody Jerez fue nominada por sus alumnos al premio Global Teacher Prize Chile del año 2020, en la categoría Profesor de Música, reconocimiento conocido popularmente como “el nobel de la educación”.

Si bien la profesora no llegó a la final, cuenta que el hecho de haber sido propuesta como candidata por los estudiantes la llena de orgullo.

Hace once años, luego de graduarse de Licenciatura en Música, con mención en violín, dirección orquestal y pedagogía en música de la Universidad de Talca, Melody Jerez emigró al sur para trabajar como directora de la Orquesta Filarmónica Municipal de Chonchi, en la provincia de Chiloé. “Llegué acá con la idea de que no iba a ser un trabajo relajado y tranquilo por estar en un lugar más lejano. Me vine con todas las ganas de poder trabajar mucho y hacer muchas cosas, estar constantemente haciendo actividades, conciertos”, comentó.

La directora explicó que este es un reconocimiento especial, porque nace desde sus alumnos, quienes la postularon. Pese a no alcanzar el premio mayor en el concurso ella ya se siente ganadora por el apoyo de sus alumnos. “Para mí el reconocimiento de ellos no tiene precio. Estoy muy orgullosa de cada uno de ellos y de todo lo que hemos logrado, de mis exalumnos también que siguen viniendo a la orquesta. Se ha formado una linda familia”, concluyó.

La profesora recordó que, en esa época, la orquesta solo contaba con diez alumnos. Sin embargo, su esfuerzo y perseverancia han dado frutos: “A lo largo del tiempo hemos postulado a proyectos para comprar instrumentos y logramos hacer una inversión para adquirir algunos de madera, de bronce, percusión y también tenemos piano en la orquesta. Así que ahora tengo alrededor de 70 alumnos, es una orquesta completa”.

Además, contó que desempeña otras actividades musicales. “Tenemos la Orquesta de Cámara Municipal de Chonchi, para acompañar solistas de gran nivel que vienen a tocar con ellos, el Grupo Cámara Chonchi, y tenemos varios ensambles donde se trabaja por instrumentos, enfocados más en música popular” detalló.

A pesar de que enseña música, su alcance en la vida de los estudiantes es mucho más profundo. “No solo hablamos de música, hablamos de disciplina, constancia, responsabilidad, trabajo en equipo, está inmerso en un montón de cosas. Sin querer, trabajamos distintos ámbitos, distintos valores con los chicos. Estamos empujándolos a ser proactivos, a pensar en cómo resolver los problemas, cómo hacerlo de mejor manera, de manera más rápida”, detalló.

Para ella la labor que desempeña es más que un trabajo. Y aseguró que “la docencia es un mundo maravilloso, donde tenemos la posibilidad de entregarle herramientas a los estudiantes y verlos crecer, desarrollarse en todo ámbito de cosas y tener la posibilidad de empujarlos a ser mejores cada día”, y agregó que, “para mi la docencia es todo, es un sentido de vida. Yo estoy enfocada completamente a ellos en este minuto y se hace con todo el amor y el cariño del mundo. Me hace muy, muy feliz”.

Deja un comentario

Deja un comentario