La fiscalía ya había obtenido una condena en contra del docente acusado por la fiscalía como autor de los delitos de violación y abuso sexual de una menor de 13 años de edad de quien era su profesor. En la ocasión el imputado recibió una condena recurriendo su defensa de nulidad lo que fue acogido por la Corte de Apelaciones, razón por la cual se llevó a cabo un segundo juicio donde nuevos jueces orales escucharon los argumentos de ambas partes, acogiendo en definitiva la teoría del Ministerio Público y configurando la violación como un delito continuado.

A lo anterior se le sumó la agravante del artículo 368 del Código Penal que eleva la sanción cuando el autor del ilícito es un profesor que está a cargo de la educación o el cuidado de la víctima.

“El modo operandi de este sujeto es la seducción de la menor que era su alumna en la clase de educación física donde él era profesor estable. Seducción que comienza con encantamientos , con dotarla de mejores notas en algunas oportunidades, hacerle una especies de secretaria para estar siempre de él en todos los procesos de calificación y en definitiva irse ganado su confianza para posteriormente enamorarla, el que termina a los tres meses de iniciada la relación sentimental de ellos con relaciones sexuales cuando la menor aún tenía 13 años, cosa que a él le constaba porque era su profesor de educación física”, afirmó el fiscal jefe de Constitución Héctor de la Fuente quien encabezó la investigación y expuso todos los antecedentes ante el Tribunal Oral en lo penal de Talca.

De esta forma Andrés Barra González que permanece actualmente bajo la medida cautelar de arresto domiciliario total, deberá ingresar a un centro penitenciario a cumplir la pena de diez años y un día de cárcel una vez que la causa se encuentre ejecutoriada, por el delito de violación reiterada cometido entre octubre y septiembre del año 2010.

Deja un comentario

Deja un comentario