Negarse a firmar un decreto de pago de una deuda con una empresa constructora, pendiente desde el 2001, sería la causa por la que el Primer Juzgado de Letras de Talca ordenó la detención de Claudia Díaz, alcaldesa de San Rafael.

Sería el día de hoy que funcionarios de la Cuarta Comisaría de Carabineros de Talca, darán curso a la orden de arresto por los cargos de desacato.

La deuda a cancelar, asciende a 239 millones 473 mil 569 pesos en beneficio de Inversiones Progreso SpA y estaría asociada a la licitación para la construcción de una sala cuna y jardín infantil en la localidad de Alto Pangue por la suma de 118 millones, la cual se adjudicó a la empresa constructora Fepa Limitada, antecesora de Inversiones Progreso SpA, con fondos de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) de la Región del Maule, que se había coordinado en tres pagos, de los cuales solo se realizaron dos porque desde la municipalidad dieron término al contrato argumentando retrasos.

La alcaldesa argumentó al Diario El Centro no tener miedo por la acción legal y basándose en el artículo 32 de la ley 18.695, dijo que no puede ser procesada por una deuda que no se tomó en su periodo en la municipalidad.

Deja un comentario

Deja un comentario