El Presidente Sebastián Piñera declaró que «este ha sido el año más difícil de mi vida» haciendo referencia al estallido social del 18 de octubre y tras haber transcurrido una semana desde el Plebiscito constituyente que dejó al Apruebo como ganador. 

«Desde el 18 de octubre no he dejado de trabajar ni un solo día», dijo el Mandatario en entrevista con El Mercurio, quien aseguró que «estamos golpeados, pero el barco sigue navegando y tiene puerto de destino. No vamos a bajar los brazos». 

El Presidente indicó que este último año ha sido «extraordinariamente duro y difícil», pero que a pesar de eso «nunca me he quebrado, nunca he dejado de asumir mis responsabilidades» y que «al final del día uno tiene que tomar la decisión solo» ante los grandes problemas que han surgido. 

Y recalcó que «no hubo un golpe de Estado el 18 de octubre. Si alguien lo intentó, no tengo cómo saberlo. El 18 pasó una ola de violencia brutal que causó daño al cuerpo y alma de nuestro país y que hemos combatido con todos los instrumentos que nos otorga la ley». 

Además, respondió a la posibilidad de indultar a detenidos por actos de violencia: «En Chile no hay presos políticos. El Gobierno no toma preso a nadie, protege a la gente a través de su fuerza de orden, detiene a los que están cometiendo actos que pueden ser delictuales».

Por lo que, en esta línea, reforzó su apoyo al cuestionado general director de Carabineros, Mario Rozas, y dijo que «hay un grupo que quiere convencer a los chilenos de que Carabineros es una máquina de cometer abusos y atropellos, eso no es verdad».

En comparación a sus dos Gobiernos, el Mandatario aseguró que «ha sido infinitamente más difícil. Este problema se va generando regenerando, mutando, cambiando todos los días. No hemos tenido ese sentido de unidad nacional, sino al revés, demasiada confrontación, polémica, poca capacidad de diálogo y acuerdo». 

Y, al ser consultado sobre pasar a la historia tras este último año, Piñera respondió: «espero que cuando se escriba la historia, con más serenidad, objetividad y más respeto por la verdad se diga que enfrentamos la peor crisis política en muchas décadas», la que fue encauzada «por la vía democrática, institucional y pacífica», además se enfrentar la peor crisis económica desde 1929 y la pandemia, consigna Cooperativa.

PLEBISCITO

«Mi rol como Presidente era garantizar a todos los chilenos un plebiscito ejemplar y que la voz de la gente se expresara de forma transparente, libre», señaló el Jefe de Estado ante su silencio respecto a su preferencia entre el Apruebo y Rechazo. 

Y que ante los resultados, cuestionó que «hay mucha gente que quiere apropiarse de lo que no le pertenece: el triunfo del Apruebo fue de la ciudadanía, del 80 por ciento de los chilenos», recalcó.

Además, sostuvo que «tenemos reducir la incertidumbre respecto del proceso constituyente y mientras antes avancemos acuerdos en materia básicas, mayor certeza vamos a poder generar». 

«Nos interesa el contenido, que recoja valores esenciales, como la vida, dignidad humana, libertad de expresión, y pensamiento, de conciencia, de religión, de reunión y asociación, los que vemos amenazados. Somos partidarios de que consagren derechos», agregó.

Deja un comentario

Deja un comentario