El presidente de la Asociación de AFP, Andrés Santa Cruz, renunció a su cargo este jueves luego de la polémica generada por sus dichos luego de que se diera a conocer el caso de una profesora en Antofagasta que recurrió a la justicia para retirar sus fondos para vivir.

A través de una declaración pública, el ahora ex dirigente dijo «lamentar el revuelo que mis declaraciones han provocado. En mi vida personal y empresarial, siempre he tratado con respeto y deferencia a todas las personas y si alguien se sintió ofendido por la forma de expresarme, esa nunca fue mi intención, y por tanto, ofrezco mis sinceras disculpas», consigna 24Horas.

Complementó que «a la luz de las repercusiones que mis declaraciones han generado, reconozco lo desafortunadas que pueden parecer en el contexto de la discusión previsional que enfrenta el país».

«Con el fin de no desviar la atención sobre lo que es realmente importante, que es mejorar las pensiones de todos los chilenos -desafío que por cierto me motivó a asumir el cargo de presidente de la Asociación de AFP- he decidido dar un paso al costado y presentar mi renuncia al cargo», finalizó el documento.

Recordar que Santa Cruz había manifestado al respecto sus críticas al caso, arguementando en entrevista con CNN  «que a uno le metan el dedo a la boca y además quieran jugar con las amígdalas es un poquito mucho, eso no lo tragamos los chilenos».

Sobre ello, la Segunda Sala del Tribunal Constitucional acogió a trámite por decisión unánime el requerimiento de inaplicabilidad de la Corte de Apelaciones de Antofagasta para que se pronuncie sobre si es «aplicable» el decreto Ley 3.500 «especialmente sus artículos 23, 34 y 51», que regula las pensiones.

Deja un comentario

Deja un comentario