“Es una artista integra, consecuente con su sentido estético y con una trayectoria maravillosa de más de 7 décadas”, afirmó el rector de la UTALCA, Álvaro Rojas, que integró el jurado que otorgó el galardón a Roser Bru, cuyas obras están siendo expuestas en la sala Pedro Olmos de la Casa de Estudios.

La pintora y grabadista chilena de origen catalán, Roser Bru, fue elegida este lunes como la ganadora del Premio Nacional de Artes Plásticas 2015, según lo anunció la ministra de Educación, Adriana Delpiano.

La decisión unánime la adoptó el jurado que preside la propia ministra, y que fue integrado por el rector de la Universidad de Talca, Álvaro Rojas, y el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, ambos en representación del Consejo de Rectores. También Benjamín Lira, a nombre de la Academia Chilena de Bellas Artes, y el artista Alfredo Jaar, Premio Nacional de Artes Plásticas 2014.

“En su trabajo se expresa una notable identidad. Ha sido capaz de irradiar a un grupo generacional, formando junto a ella un verdadero taller, que ha hecho escuela en el país y que siempre, activamente, busca difundir su trabajo en la comunidad (…) El jurado basó su decisión en la solidez de su obra y propuesta estética, su consecuencia como artista y su capacidad de incursionar en otras expresiones plásticas, una demostración efectiva de su vigencia”, explicó la ministra de Educación.

PERTENECE A TODOS

La artista se mostró emocionada por este reconocimiento. “Les agradezco a todos porque, al fin y al cabo, uno pertenece a todos”, dijo la pintora, quien luego recordó su llegada a Chile a bordo del Winnipeg. “A Neruda le dijeron que sólo trajera gente que supiera hacer cosas con las manos. Al final, fuimos varios los que llegamos a Chile, como (José) Balmes, por ejemplo, que salió pintor. Yo, enseguida, empecé a hacer acuarela”, señaló la creadora.

“Había mucha gente esperando este premio, había mucha cola”, bromeó Roser Bru al ser consultada sobre si esperaba obtener el galardón, que además le significará una pensión vitalicia mensual de 20 UTM (aproximadamente 880 mil pesos), un diploma y un monto en dinero –por una vez- de 18 millones 125 mil pesos,.

El rector Rojas afirmó que la entrega del galardón, “es un premio merecido que honra la iniciativa de los Premios Nacionales y que enorgullece a todos quienes han podido conocer, apreciar y emocionarse con su obra”.

“Roser es una artista integra, consecuente con su sentido estético y con una trayectoria maravillosa de más de 7 décadas. Una artista que además ha sabido iluminar el camino de muchos jóvenes que tienen a la plástica, en especial al grabado como una razón de ser artística. Llegó a Chile con el Winnipeg el año 1939 y ha sabido amar a nuestra patria como el más chileno de nuestros connacionales”, afirmó.

La autoridad académica agregó además que ella, junto a José Balmes, Guillermo Núñez y Gracia Barrios, “pertenecen a una generación de artistas plásticos que se confrontaron fuertemente con el paradigma de la pintura chilena, modificándolo, dándole espacio a nuevas propuestas y nuevas formas de concebir el arte; más social, más moderno, más rupturistas, son respuestas que la crítica ha despejado. Lo importante es destacar que después de ellos, la plástica nacional dejó de ser lo que era”.

Junto a lo anterior, destacó que la artista “es una buena amiga de nuestra Universidad”. “En reiteradas ocasiones, junto al Taller 99, que fundó Nemesio Antúnez en la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Chile, han expuesto en los centros culturales de nuestra Universidad. Es más, en este momento, en el Salón Pedro Olmos, tenemos una muestra de ella, donde es posible apreciar la solidez de su trabajo”, dijo.

La exposición a la que hizo referencia la autoridad se denomina “Roser Bru/Taller99” y se encuentra abierta a todo público, con entrada liberada, hasta el próximo 6 de septiembre, en el Centro de Extensión Cultural-Artística de la Universidad de Talca.

TRAYECTORIA

Roser Bru ha presentado sus obras en América Latina y España. Algunas de sus creaciones están en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, el Museo de Brooklyn, el Museo de Arte Contemporáneo de Santiago, el Museo de Arte Moderno Chiloé, el Museo Nacional de Bellas Artes de Chile, el Museo de la Solidaridad Salvador Allende, el Museo Histórico Nacional, el Metropolitan Museum of Art, el Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro y el Staatliche Museen de Berlín, entre otros.

La autora se destaca por pertenecer al movimiento de la Neofiguración o Pintura Figurativa, corriente artística de la segunda mitad del siglo XX que se caracterizó por una vuelta a la pintura figurativa frente a la abstracción.

Bru ingresó a la Escuela de Montessori en Barcelona en 1928. Luego comenzó estudios en el Instituto Escuela de la Generalitat de Barcelona en 1931. Ocho años más tarde viajó a Chile en el famoso Winnipeg, e ingresó a la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile para estudiar pintura, donde fue alumna de Pablo Burchard e Israel Roa. Se incorporó al Taller 99 el año 1957, el cual fue dirigido por Nemesio Antúnez. Posteriormente realizó clases de dibujo y pintura en la Escuela de Arte de la Universidad Católica entre 1964 y 1968.

OTRAS DISTINCIONES

En 2004 recibió una nominación al Premio Altazor de las Artes Nacionales en la categoría Artes Visuales-Grabado y Dibujo por un conjunto de sus 34 grabados. En 2005 recibió otra nominación en la misma categoría por obra en exposición “Pablo Neruda, la infancia del poeta”. En 2000 recibió este galardón en la categoría Pintura por “Enseñanzas de Goya”, premio que volvió a ganar en 2013 en la misma categoría por “Vivir en Obra”. En 1995 fue condecorada por el Rey Juan Carlos I de España al nombrarla comendadora de la Orden de Isabel la Católica.

La artista ha logrado múltiples premios en Salones Nacionales: Primer Premio en Dibujo y Grabado 1959; Segundo Premio en Pintura 1960; Primer Premio en Pintura 1961; Participó en el Salón Oficial 1962 (en pintura); en el Salón Oficial 1963 (en dibujo y grabado); y en el Salón Oficial en 1965 (en pintura).

Deja un comentario

Deja un comentario