Estamos a pocos meses de rendir la PSU, minuto en que los estudiantes se preguntan qué estudiar, dónde hacerlo y qué es lo mejor para su futuro. En esta línea, Fundación Chile, por medio de sus áreas Innovum y Educación, ha desarrollado herramientas para apoyar a los estudiantes en su elección vocacional.

A través del portal Educar Chile, los expertos otorgan consejos y claves para enfrentar este proceso, en tanto, Innovum se encuentra desarrollando un manual para docentes sobre orientación vocacional.

“En la actualidad, existen muchas alternativas, carreras profesionales y técnicas, entonces es fundamental que los jóvenes conozcan sus habilidades y puedan tomar decisiones informadas”, señala Daniela Torre, directora de Educación Superior de Innovum de Fundación Chile.

“La orientación vocacional es un proceso de formación y desarrollo que tiene que ver con la capacidad de reflexión para la toma de decisiones relacionadas a la trayectoria educativas y laborales. En este sentido, no tenemos ningún acercamiento en los colegios a este tema. No tenemos presencia de orientadores en la mayoría de los establecimientos educacionales y son los profesores los que se hacen cargo de esta tarea. Tampoco existe la carrera profesional como orientador”, agrega.

Según explican los expertos, lo ideal es que la familia acompañe a los estudiantes en este proceso reflexivo, para darle mejor acceso a la información y para evaluar la toma de decisiones en este proceso. “Es muy importante ya que éste no es un momento en la vida, es un proceso que puede iniciarse tempranamente al finalizar educación básica y que tiene un hito al egreso de la enseñanza media”, asegura Daniela.

Durante este proceso hay tres grandes temas en que la familia puede apoyar, que son el mundo del trabajo, el mundo de la formación y el mundo de los estudiantes, que se refiere al autoconocimiento y descubrir sus propias habilidades y oportunidades.

De acuerdo a lo señalado por Daniela, es fundamental que cada alumno conozca sus propias habilidades, su entorno y establezca una relación entre las habilidades personales y qué es lo que le está ofreciendo el mundo, pero teniendo en cuenta sus condiciones de posibilidad. “Para eso los jóvenes tienen que preguntarse: cuál será mi remuneración, qué tipos de trabajo existen y me atraen, tengo posibilidades tiene mi familia para apoyarme, qué cosas me gustan hacer, etc.”, señala.

Deja un comentario

Deja un comentario