El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones acordó con distintos actores de la industria de telecomunicaciones la extensión del Plan Solidario de Conectividad, iniciativa que va en ayuda del 60% de personas más vulnerables y de acuerdo con el Registro Social de Hogares son cerca de 11 millones de beneficiarios los que, producto de la contingencia por el COVID-19, no pueden pagar su boleta mensual, evitando de esta manera que pierdan su acceso a la red.

En el caso de las empresas agrupadas en ATELMO (Claro, Entel, GTD, Movistar, Mundo Pacífico y VTR) se acordó la implementación de un Plan Solidario de Conectividad por tres meses a partir del 1 de julio de 2020. En esta línea, entre las características de este beneficio, figuran velocidades de navegación en Internet fijo de entre 2 mbps y 4 mbps. Por su parte, en el caso de los usuarios móvil de pospago, estos podrán acceder a Internet móvil con velocidades entre 256 kbps y 512 kbps sin cuota de descarga. En tanto, para voz móvil tendrán acceso a 50 SMS y 300 minutos incluidos. A su vez, los usuarios de prepago móvil podrán acceder a Internet con velocidades de entre 256 kbps y 512 kbps, además de 100 SMS. Finalmente, los usuarios de telefonía fija podrán utilizar 300 minutos de voz.

En el caso de los usuarios de prepago móvil cabe señalar que el beneficio de acceso a redes sociales gratuitas se mantendrá hasta el 31 de julio del presente año.

El Gobernador de la provincia de Talca destacó la prioridad de proteger el interés de las personas en estos tiempos difíciles, “muchos usuarios no pueden pagar su servicio por las dificultades económicas que ha generado esta pandemia y es por esto que se ha mejorado el Plan Solidario de Conectividad, duplicando las coberturas y ampliando el universo de beneficiarios del 40% al 60% más vulnerable e inscritos en el Registro Social de Hogares, incluyendo a estudiantes que se encuentren en este segmento, y permitiendo así que más usuarios puedan mantener su conectividad cuando más lo necesitan”, afirmó Felipe Donoso.

A su vez, el seremi de Desarrollo Social y Familia, Felipe Valdovinos, señaló que «como Gobierno queremos que las familias se queden en casa para protegernos del Covid-19, pero también estamos preocupados de que sigan conectados con sus seres cercanos y esta iniciativa va en esa dirección, beneficiando al 60% de los hogares más vulnerables del país, pudiendo tener acceso a telefonía e internet. También recordar que páginas como la del Ingreso Familiar de Emergencia o del Registro Social de Hogares están libres de datos, por lo que no significan costo para ninguna familia».

En tanto, la primera autoridad regional de Transportes y Telecomunicaciones, Carlos Palacios, aclaró que el nuevo Plan Solidario de Conectividad se extiende por tres meses a partir del primero de julio “es decir, se puede solicitar entre el 1 de julio y el 30 de septiembre, por lo que, si un usuario lo pidiera el último día de vigencia, su cobertura alcanzaría hasta el 31 de diciembre”.

Palacios agregó que las empresas de telecomunicaciones se sumaron al llamado del Gobierno para aumentar la conectividad hasta el 60% más vulnerable de la población, “son ellos los que prioritariamente necesitan una ayuda en este momento de dificultad y así contarán con acceso a Internet priorizado técnicamente para utilización en contenidos educativos, laborales, de salud e información”.

Este beneficio es aplicable a los usuarios que ya posee cada compañía, por lo que no aplicará para usuarios nuevos. En el caso de los usuarios de prepago que quieran acceder al plan, deberán vincular su número móvil a su RUT, además de estar dentro del 60% más vulnerable en el RSH.

 

Deja un comentario

Deja un comentario