Una innovadora Pyme gastronómica familiar, que resalta los sabores tradicionales de la Región del Maule, destaca por sus cuidadas y artesanales preparaciones, las que relevan la cultura gastronómica de la zona.

¿Cómo partió éste emprendimiento?

Fue en el año 2008, debido a una necesidad económica. En ese entonces mi marido estaba muy enfermo y me vi en la necesidad urgente de generar ingresos extra. Yo nunca había trabajado en el rubro gastronómico, sólo guardaba un gusto y pasión por la cocina en mi hogar, pero me animé, y como siempre me ha gustado incursionar en diferentes ámbitos, decidí comenzar a comercializar unos galletones de avena que elaboraba artesanalmente.

¿Cómo fue la experiencia con esos productos?

Comencé a venderlos en oficinas y colegios, pero en ese tiempo (año 2010) la cultura de la comida saludable no era tan potente, por ende no fue muy exitoso. Luego y tras la adjudicación de un proyecto Sercotec logré formalizar mi negocio y acceder además a una asesoría para que los galletones tuvieran etiquetado nutricional. Así, empecé a tener más éxito y a la vez a generar redes de contacto, hasta que un día me ofrecieron dar un servicio de desayuno (…) ahí partió todo.

Cuéntenos acerca de la génesis de NovaLuna…

Empecé a hacer banquetería general: desayunos, almuerzos, cenas y coffee break para establecimientos educacionales, ya que era algo más viable en la época. A raíz de eso me hice conocida en diversas instituciones de la región. Para esta etapa fue fundamental el apoyo que de un capital Semilla que me adjudiqué a través de Sercotec. Seguí formalizando mi pyme y de ese modo accediendo a más trabajo y reconocimiento. De manera paralela participé activamente de las ferias costumbristas que se realizaban en el Maule, hecho que me sirvió para ampliar mi red de contactos y dar a conocer el servicio de NovaLuna. Actualmente trabajamos junto a mi esposo e hija, sin embargo, periódicamente estamos contratando jóvenes part-time, así como también ayudantes de cocina y otros. En ocasiones somos 30 personas trabajando.

¿Qué tipo de apoyo a recibido por parte de los organismos públicos que promueven el emprendimiento?

Siempre he contado con el apoyo de diversas entidades. Primero fue Sercotec y luego Sernam a través de su programa de apoyo a las jefas de hogar. Recientemente me adjudiqué un PEL (Programa de Emprendimiento Local) “Mujeres emprendedoras del Maule”, programa apoyado por Corfo y agenciado por Copeval Desarrolla, en donde recibí mucho apoyo y preparación. Paralelamente, participé de las diversas charlas, seminarios y capacitaciones del Centro Chile Emprende Talca, entidad operada por Copeval Desarrolla. Si no fuera por los diversos organismos públicos y por entidades como Copeval Desarrolla, no habría avanzado de manera tan efectiva con mi emprendimiento.

¿Qué mensaje entregaría a las personas que están partiendo su emprendimiento?

Les aconsejaría que sean perseverantes, no es un camino fácil. Además de eso que se formalicen, que regularicen sus actividades en el servicio de impuestos internos. Ese paso es vital para que se les abran las puertas y así logren captar clientes.

Deja un comentario

Deja un comentario