La Policía de Investigaciones entregó nuevos antecedentes respecto a delitos cometidos de manera online que involucran a menores de edad, durante el periodo de confinamiento por la pandemia de coronavirus.

Al respecto, el comisario Cristian González, subjefe de la Brigada del Cibercrimen, señaló que las denuncias por ‘grooming’, método que consiste en que adultos se hacen pasar por personas más jóvenes para comunicarse con menores y así obtener imágenes de connotación sexual, han disminuido en un 20% este año.

Si bien los primeros meses de 2019 se registraron 123 casos, en el mismo periodo este año la cifra es de 99.

Según González, «el tema de no denunciar puede estar muy reflejado con la pandemia. Muchas personas no están denunciando porque no han develado lo que les ha pasado. Niños que quizás pueden estar sufriendo un delito no han tenido contacto con profesores, sicólogos, compañeros, a los que pueden dar cuenta de lo que ocurre».

En ese sentido, agregó que esto “hay que mirarlo con mucha cautela. No quiere decir que el delito no está ocurriendo, sino que puede haber una cifra negra (…). Estamos preocupados de que, cuando pase el periodo de pandemia y se vuelva a una cierta normalidad, se revelen muchos casos de este tipo de abuso y otras agresiones sexuales», consignó Emol.

Aumento de flujo de pornografía infantil

Por otro lado, la unidad de Cibercrimen, detectó un aumento de las descargas de material de pornografía infantil, información obtenida a través del monitoreo de distintos sitios y plataformas.

El comisario señaló que “hemos visto un aumento en el flujo de este material y eso va de la mano con los horarios. Antiguamente, el tráfico de pornografía infantil se daba habitualmente en la noche, que era cuando los agresores estaban en la casa. Ahora se ve en todo horario», consigna Meganoticias.

Perfiles de los responsables

En cuanto a los perfiles de las personas que hacen ‘grooming’, Gonzalez explicó que “no hay uno determinado. Implica toda razón social y económica. Hemos detenido a personas con título universitario, posgrado, autodidactas y de diferentes zonas geográficas».

Además sostuvo que “antes se veía un agresor de entre 30 y 45 años, soltero. Pero ahora ha bajado mucho la edad. Hay aprehendidos de hasta 18 años».

Sobre los responsables de la descarga de pornografía infantil, indicó que “muchas de estas personas tienen familia, hijos y un mundo escondido que empezaba cuando todos estaban durmiendo. Hay agresores sexuales más avezados que viven solos y tienen gran cantidad de tecnologías, pantallas, y cada vez acumulan más archivos».

Juegos en línea

«Los juegos en línea están siendo una plataforma donde están entrando los depredadores sexuales», advirtió el comisario, quien añadió que “hemos visto que los niños están conversando con personas desconocidas”.

“Quizás desde esa plataforma no van a pedir fotos, pero sí se genera la confianza para entregar un número de teléfono. Luego los contactan por Whatsapp y ahí comienza la otra etapa del ‘grooming’ que es la seducción», finalizó.

Deja un comentario

Deja un comentario