Una de las exigencias del Colegio de Profesores al ministerio de Educación para deponer el paro que ya lleva varias semanas, es el pago de una mención o especialidad a los educadores de párvulos y diferenciales, bonificación que sí reciben otros docentes, equivalente a $80 mil por trabajador.

Según el portal Mi Futuro, del Mineduc, los trabajadores de la educación parvularia son los que menos ganan, ya que al quinto año laboral reciben una remuneración promedio de $690 mil y, con el bono, este podría aumentar en un 12%, sin embargo, de los 28 mil trabajadores, menos de dos mil poseen especialidad.

María Soledad Rayo, presidenta del Colegio de Educadores de Párvulos tiene una explicación: “Nunca se nos consideró al momento de legislar, porque todos los pagos de menciones estaban orientados a los profesores de educación básica y media”, consignó La Tercera.

Además explicó, que aquellos que se desempeñan en colegios municipales fueron considerados a última hora en la Carrera Docente, por lo cual se vieron beneficiados, mientras que los trabajadores de jardines vía transferencia de fondos, “son los que están más mal pagados y sus condiciones laborales no siempre tienen un buen estándar”.

 

El caso de los diferenciales

En el caso de los profesores diferenciales, según Mi Futuro, al quinto año ganan en promedio $801 mil, ubicándose como los terceros con mejor sueldo, después de los profesores de Matemáticas y Ciencias. Por otro lado, tienen el mejor nivel de empleabilidad con un 95%. En este caso, de los 31 mil educadores diferenciales, 28 mil tienen una especialidad, consigna Ahora Noticias.

Sin embargo, ellos trabajan con proyectos de integración, por lo cual existen trabas burocráticas para evaluar a sus estudiantes. Otro problema sería que se someten a una evaluación docente no adecuada a su desempeño.

En ese sentido, María Francisca Belmar, vicepresidenta de la Asociación Nacional de Educadores Diferenciales explicó: “También tenemos poco acceso a capacitaciones para trabajar con niños con necesidades educativas especiales. Además, cuando el ministerio da opciones de capacitación, estas quedan centralizadas en Santiago y esa también es una falencia”.

 

Agobio laboral

Otra de las exigencias del Colegio de Profesores, es mejorar las condiciones laborales de los docentes, quienes tendrían una sobrecarga de trabajo. Una encuesta realizada a 6.509 profesores, así lo demuestra.

Los resultados arrojaron que un 50,3% de los encuestados, ocupa 10 horas personales a la semana a su labor docente, mientras que el 9,7% le dedica entre 20 y 24 horas. De ese porcentaje, un 80,9% ocupa ese tiempo a preparar sus clases y un 60,4% a corregir pruebas.

 

Insatisfacción laboral

De acuerdo a los antecedentes revelados por los docentes, un 84,8% señaló que la falta de tiempo para preparar las clases influye negativamente en la satisfacción laboral y un 84,3% estima que se debe al poco tiempo para perfeccionarse. Mientras que el 82,7% manifestó que se debe al trabajo que deben realizar en sus casas.

Sobre lo mismo, un 64% cree que uno de los factores de presión es la cobertura curricular y un 60% piensa que se debe a las pruebas Simce y PSU.

Deja un comentario

Deja un comentario