Cuando miles de maulinos, por una parte, disfruta sus merecidas vacaciones en este mes de febrero, y otros tantos miles, aprovechan de desarrollar labores de temporada, y prepararse así para un invierno que se avizora con altas tasas de desempleo, en una de las regiones con más bajos ingresos, mayor endeudamiento y baja persistente en los índices macro económicos, hay un grupo que no descansa, y que tal como los guerreros que  se apresta para la batalla, está preparando sus armas, y nos referimos a los políticos maulinos, que a partir de marzo darán inicio a los trabajos electorales, cuya primera parada serán las primarias legales para alcaldes, con miras a las elecciones municipales del domingo 23 de octubre, contienda que todos los analistas señalan será la antesala de las más reñidas elecciones parlamentarias, dado el cambio del sistema binominal, y con una presidencial que al parecer tendrá a viejos conocidos en contienda, con todo, dichas elecciones, estarán marcadas por la desconfianza ciudadana hacia los candidatos, que aseguran los entendidos, llevará a la más alta abstención de los votantes de toda nuestra historia electoral, lo que por cierto sería un desastre de proporciones, al deslegitimar los procesos democráticos.

Pero, a tono con la estación estival, lo que se pronostica por los analistas políticos maulinos que hemos consultado, son altas temperaturas electorales, ya que el proceso de determinación de los candidatos, llevará al rojo a los dos grandes bloques.

Por una parte la derecha, hoy denominada Chile Vamos, a través de las declaraciones de Mario Desbordes, Secretario General de Renovación Nacional, ha señalado que a lo menos en 150 comunas del país su sector efectuaría primarias legales, anuncio que incluye por cierto, comunas de la Región del Maule, inclusive varias en las que tienen alcaldes, ya que las bases han manifestado, que no hacerlo puede poner en riesgo la continuidad de la administración comunal, como en los casos de Talca y Linares, o que son necesarias, para tener una candidatura competitiva frente al bloque oponente, como en los casos de Curicó, Constitución y Colbún, entre otros.

En la vereda del frente, los partidos de la Nueva Mayoría aún no han definido criterios, si bien algunos manifiestan que sería bueno para la coalición que opere “el que tiene, mantiene”, otros tantos, quieren primarias, sobre todo en aquellas zonas en las cuales se ve a sus alcaldes con un desgaste, por el ejercicio no exento de conflictos, de sus mandatos, como los casos de Curicó, Molina, Rauco y Vichuquén, sin perjuicio, de querer hacerlas en aquellos lugares hoy en manos de la Alianza, en los que se ven posibilidades ciertas de recuperar dichas alcaldías, como en los casos de Talca, Linares, Colbún, Rio Claro, Parral, Licantén y Constitución, entre otras.

Pero, como dice un amigo, abandonemos el realismo mágico de la política maulina, para adentrarnos en los escenarios posibles, analizando las alternativas, para que usted señor lector se forme su propia opinión, y no digan que hacemos política de ficción barata.

Comencemos por la capital regional, Talca, con el alcalde Juan Castro en el ejercicio de su segundo mandato, que ha dicho que no iría por un tercer periodo, y que lleva 3 años tratando de posicionar a Juan Carlos Díaz, su administrador municipal como potencial candidato, y poder así avanzar hacia nuevos desafíos electorales, que podrían llevar al edil al Senado, por ello hemos visto un fuerte despliegue de Juan Carlos Díaz, tanto en persona, como de su imagen, con uso indiscriminado de recursos municipales, que inclusive fue duramente criticado por la Contraloría Regional, porque ese nivel de exposición política y mediática, no es habitual para un administrador municipal, que en los otros 29 municipios del Maule, sólo desarrollan actividades técnicas de apoyo a la gestión del alcalde, para el adecuado funcionamiento del municipio. A pesar de dicho esfuerzo, las encuestas indican que el favorito del alcalde, incluso con las olas de calor que nos han sacudido, “no prende”, así los números indican que en el escenario en que se miden potenciales candidatos, sin la figura del actual alcalde, el apoyo a su apuesta política personal, baja considerablemente, no superando el 25% en los sondeos, lo que lo pone a corta distancia de una de las emblemáticas figuras del nuevo conglomerado Chile Vamos, y con un repunte importante en las cifras del ex capitán de Rangers y actual consejero regional, Pablo Prieto, que se vislumbra como una figura de consenso, ante el riesgo cierto de perder en la capital regional, dada la falta de carisma de Juan Carlos Diaz, que señalan fuentes del propio sector, que la gente no le manifiesta el mismo cariño que tienen por Juan Castro, el que ha sido medido en encuestas para candidatearse en un tercer periodo como edil, usando términos de la hípica, ganaría por varios cuerpos a sus oponentes, no olvidemos que en la última elección, le propinó la derrota más aplastante que haya tenido el bloque de centro izquierda, desde el retorno a la democracia.

Siguiendo en Talca, el bloque de la nueva mayoría, podría realizar una primaria, si es que no se llega al consenso de un candidato, toda vez que todos los partidos han manifestado sus deseos de que uno de los suyos sea el abanderado del sector, así los socialistas proponen a Hernán Astaburuaga, actual concejal, pero que desde el mismo partido algunos analistas tratan de referir que solo es para efectos de poder negociar apoyos del bloque de gobierno en otras comunas donde si tienen serias intenciones, como es el caso de Linares.

El Partido Comunista, a pesar de estar ausente del gabinete regional, ha manifestado intenciones de que su concejal Sixto González compita por la alcaldía, quien desde su puesto en la Intendencia Regional ha desarrollado un intenso despliegue por la comuna, una campaña frontal contra el alcalde, pero aun así no logra superar el margen de error en las encuestas.

Por su parte, el PPD en algún momento señaló que su candidato natural era el ex intendente Hugo Veloso, aunque se ve a este con más posibilidades de suceder a Román Pávez en Vichuquén, si el edil toma el desafío de ser candidato a diputado por el Maule Norte, lo que suponemos dado el fuerte despliegue que ha mantenido por la provincia de Curicó en actividades oficiales.

Quienes aún no manifiestan intenciones abiertamente, son los dirigentes de la Democracia Cristiana, quienes a pesar de lo señalado por el actual Seremi de Vivienda, Rodrigo Sepúlveda, de estar disponible para la contienda, aún siguen mirando a otras figuras falangistas para dicho desafío, viejas figuras del partido sostienen que una carta sería el abogado Alen Cea, la que miran con cariño, pero se apuran a señalar que sería una candidatura testimonial orientada a proteger alcaldías actualmente en manos de dicha tienda, mientras otros, cercanos al senador falangista, miran con muy buenos ojos a la ex gobernadora y actual Seremi de Economía, María Elena Villagrán, que en la última contienda parlamentaria, sacó más de 19 mil votos, haciendo sudar algunas gotas al sempiterno diputado Sergio Aguiló, quien bajo en 9 mil votos su caudal histórico, perdiendo Villagrán por una pequeña diferencia de 3.257 votos, lo que por cierto a los actuales diputados DC de la zona falange les motiva, toda vez que les pone un muy buen piso en Talca, que ahora forma parte, junto a los distritos de Curicó y Talca Rural, del distrito 17 Maule Norte, haciendo presente que los demócrata cristianos no han ganado una elección parlamentaria desde el año 1997 en la capital maulina. Así refieren, que llevar una mujer a dirigir la gestión municipal, les daría una enorme ventaja frente a los potenciales candidatos de la derecha, consultados algunos cercanos a María Elena Villagrán, manifestaron que no se han planteado el tema, aunque no es imposible, dado el carisma de la actual seremi y el cariño que le tienen en Talca, pero se quejan de que quienes han encargado mediciones en la comuna, no la ponen en la nómina de candidatos potenciales, por lo que no tienen cifras actuales, pero se apuran en señalar, que si las hubieran, varios se llevarían una sorpresa.

En el mismo tema, el Partido Radical es una de las tiendas políticas que ha tenido un buen desempeño electoral en la región, que contrasta con la baja potencia que tienen a nivel nacional, que hoy tiene a los radicales bajo amenaza de desaparecer en la próxima contienda parlamentaria, uno de sus líderes emblemáticos, el ex intendente y actual consejero regional, Alexis Sepulveda, quien se asoma como una de las cartas más competitivas. Después de haber dejado abruptamente la Intendencia luego del escándalo del Hospital de Curepto, logró posicionarse como candidato competitivo en las elecciones del año 2008, perdiendo por un escaso 2% de diferencia en contra, y que señalan algunos, aún tiene a históricos militantes del radicalismo reclamando contra Roberto Celedón, que operó como el “cura de Catapilco” quien en el año 1958, echó por tierra las pretensiones presidenciales de Salvador Allende, quien fue perdió por un estrecho margen frente a Jorge Alessandri, pero eso ya es historia. Por consiguiente, Celedón al no bajar sus pretensiones edilicias, colaboró eficientemente para instalar por primera vez a Juan Castro en el sillón municipal de Talca. Luego en una segunda contienda entre los mismos candidatos, el referente radical sufrió una aplastante derrota al obtener poco más de 26 mil votos, frente a los más de 40 mil que obtuvo el actual alcalde. Solo al año siguiente Sepúlveda logró recuperar el cariño de la gente, al ser electo para el Consejo Regional con cerca de 20 mil votos en Talca, que lo erigió como la primera mayoría provincial en la elección del 2013; dicho curriculum es el que pone optimista al propio potencial candidato Alexis Sepúlveda y a sus seguidores, quienes se aferran al adagio popular de que “la tercera es la vencida”.

Finalmente, debemos hacernos cargo de los candidatos periféricos, aquellos que tienen muchas ganas de ser candidatos, pero que solo ellos y sus familiares cercanos estiman que serían los mejores alcaldes que Talca podría soñar en tener, y es evidente que debemos partir esta revisión con algunos de los actuales concejales en ejercicio, que han manifestado intenciones de competir por el sillón edilicio como Ricardo Fernández y Marcelo Rojas, que dada su bajo desempeño en las encuestas, no representan una amenaza en una primaria legal, ni para Juan Carlos Díaz ni para Pablo Prieto, los dos posibles candidatos más competitivos de su sector. Si bien, en algún momento se pensó que Luis Vielma sería una carta competitiva, dada la excelente votación obtenida en la última elección municipal, sumado al arraigo ciudadano de este popular locutor radial y el cariño que le profesan muchos talquinos, la condena judicial lo deja fuera de carrera. Por su parte, fuera del ámbito de competencia de los 2 grandes bloques, los partidos extraparlamentarios, comienzan a mover sus fichas, pero no hay definiciones, el PRO aún no define si concurrirá a un pacto por omisión con la Nueva Mayoría, y el PRI se ha sumado a Chile Vamos, por lo que su suerte depende de las negociaciones a nivel central. Por su parte, en los círculos políticos locales se menciona como posible competidor al abogado Fernando Leal, quien, según un cercano a él, que se desempeña como periodista radial y funcionario de gobierno, no estaría por participar de las primarias de la Nueva Mayoría, por sentirse desafectado de dicho bloque político, al no ascender a cargos políticos en el actual gobierno, y sería sí o sí, candidato independiente, toda vez que este ex militante DC, luego IC y que tuvo acercamientos al MAS que dirige el senador Navarro, hoy no tiene tienda política, y que estima que, amparado en el cariño de los talquinos al haber defendido emblemáticos casos, como lo son las querellas por las escuelas concentradas y el mercado de la ciudad, sería una carta competitiva contra el “duopolio”, del cual según sus dichos Talca debe despertar. Pero que a pesar de aquello, los actores políticos locales vinculados a la Nueva Mayoría y a Chile Vamos, miran con simpatía y porque no decirlo con cierta ternura sus intenciones edilicias, dado su baja performance en las encuestas que se manejan a esta fecha, señalando un edil de un partido local de izquierda, que ven muy difícil que pueda ser Leal un nuevo Celedón en las próximas elecciones, dudan de que sea un factor relevante que permita a la derecha mantener el codiciado sillón municipal de la villa que fundara Manso de Velasco hace ya 273 años.

Deja un comentario

Deja un comentario