Instrumentos de la mayor calidad, importados de Inglaterra, incorporó la Universidad de Talca a su Orquesta Juvenil, que a partir de ahora contará con toda la implementación y requerimientos para convertirse en sinfónica. Al mismo tiempo, con esta adquisición la casa de estudios da un nuevo paso en la formación musical de talentos regionales, a través de su conservatorio y de la carrera de Interpretación y Docencia Musical.

Cerca de 150 millones de pesos significó la adquisición de nuevos instrumentos, gracias al proyecto Bicentenario llevado a cabo con respaldo del Convenio de Desempeño de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales,suscrito entre la universidad y el Ministerio de Educación.

En la última partida de equipos que recibió la Escuela de Música se incluyen, entre otros, fagots, oboes, cornos, una tuba, trombones, campanas tubulares, congas, tumbadoras y timbales.

Para el decano de la Facultad de Arquitectura, Música y Diseño, Américo Giusti, hasta hace poco la idea de contar con estos instrumentos parecía solo un sueño.

“Lo que ha sucedido es realmente maravilloso. No teníamos ni un solo timbal y ahora contamos con dos juegos completos y con todo lo que significa percusión, además de otros elementos muy sofisticados que, muchas veces, las orquestas en décadas no las pueden comprar. Esta es una demostración que Talca está cada vez más colocándose en una posición de excelencia y de poderío en lo musical y artístico”, comentó.

El profesor Giusti contó que se buscaron las mejores alternativas tanto musicales como de precio para hacer la adquisición, que tendrá un gran impacto en la docencia. “Que tengamos oboes y fagots de más de ocho millones de pesos cada uno, significa que nuestros alumnos van a poder estudiar en instrumentos buenos y a los profesores también les gusta trabajar con buenos instrumentos”, dijo.

GRAN MOMENTO

Además, Giusti destacó que esta adquisición permitió consolidar las áreas de percusión y bronces, todo lo cual le llevó a afirmar que “estamos asistiendo a un instante de inflexión”, en el desarrollo musical. Sin embargo, hizo notar que el instrumento no lo es todo, porque también se requiere de buenos profesores “y eso lo garantiza la universidad”.

Junto con celebrar el hecho que se completaran todas las maderas que faltaban, el director del Conservatorio de Música, Bosco Cárdenas, explicó que ahora se abren los cursos de fagot y oboe en la carrera y se considera la posibilidad de otorgar becas para que niños y jóvenes de la región puedan acceder a clases en el conservatorio y utilicen esos instrumentos.

“Lo ideal es que después se incorporen a la Orquesta Juvenil, pero ya saben que cuentan con instrumentos de primera calidad. Ellos podrán empezar con instrumentos profesionales”, expresó.

CON VISIÓN

El director de la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Universidad, Patricio Cobos, fue enfático en manifestar que el equipamiento musical recién llegado es parte de un proyecto con visión que está estrechamente relacionado con la formación de los alumnos en instrumentos como fagot y oboe.

“Puede ser a uno, dos o tres años, pero lo importante es que los instrumentos pertenecen a la Escuela de Música. Yo admiro a los colegas que trabajaron en este proyecto que permite contar con instrumentos finísimos, que han llegado directo de Inglaterra y son de las mejores marcas. La orquesta ha llegado ya a un nivel muy alto y hay que tocar con lo mejor porque los músicos están haciendo lo mejor”, remarcó.

Deja un comentario

Deja un comentario