Desde la Escuela de Odontología de la Universidad de Talca, académicos proponen a las autoridades sanitarias una reapertura de las consultas dentales, con adaptaciones de protocolos y ajustes a una nueva realidad que debe ser ambientada en centros de salud bucal. Esto porque desde el comienzo de la pandemia, el Ministerio de Salud y asociaciones internacionales hicieron un llamado a suspender las atenciones en las consultas y centros odontológicos con el fin de resguardar la seguridad de las personas.

Desde el rubro se señala que gran parte de los odontólogos está realizando teleodontología con sus pacientes y solamente asistiendo de manera presencial urgencias y emergencias. Así describe la situación actual Soraya León, directora del Magíster en Odontogeriatría de la UTalca, quien expone una preocupación por el gremio en medio de esta crisis sanitaria y señala que “estamos esperando que se den a conocer los requerimientos del Ministerio de Salud para retomar las atenciones”.

La experta pronostica una reapertura de la atención a un horizonte de tres meses, momento en el que se deberán aplicar las recomendaciones de las autoridades: “Muchos de los colegas que viven solo de la consulta privada están con un problema económico fuerte porque hay que pagar sueldos, pagar deudas y no hay ingresos”.

Por otro lado, se debe considerar que las enfermedades bucales, si no se atienden, con el tiempo aumentan y se vuelven crónicas. La académica agrega que “el problema es que la salud bucal en Chile no es buena, entonces con esto probablemente va a empeorar sobre todo en los tramos de grupos etarios mayores”, enfatiza.

Ajuste de protocolos

Dentro del protocolo actual que exige la autoridad sanitaria para la atención en consultas dentales es la realización de una encuesta previa a los pacientes, la cual consta de alrededor de cinco preguntas con el fin de pesquisar riesgos. Además, se debe citar a los pacientes cada una hora para que no exista afluencia en sala de espera.

Se asume que la atención odontológica provoca una dispersión de los agentes bacterianos, en este caso, virales que provienen de la boca, lo que se traduce en un riesgo. Así lo plantea Sergio Matus, director de la Escuela de Odontología UTalca, quien señala que “la atención odontológica es una atención de riesgo, si es que no se toman las providencias adecuadas y para eso hay protocolos, los que en medio de esta pandemia se están aplicando adaptando el espacio y dotando a los profesionales de  las debidas precauciones”.

Contradicción sanitaria y adultos mayores

En tanto, Rodrigo Giacaman, odontólogo y académico de la misma casa de estudios, manifiesta que “el desafío es cómo enfrentar esta pandemia desde el punto de vista de la salud bucal” y agrega que “de parte de las autoridades la respuesta a esta problemática ha sido lenta”.

El cese de la atención odontológica fue razonable dado que el gremio no estaba preparado para lo que nos estaba ocurriendo y fue lo más acertado, pero “ya es necesario repensar cómo vamos a otorgar esta salud a las personas, algo que no es electivo y tampoco es un capricho”, señala el docente.

Otro de los temas importantes es la atención bucal a adultos mayores, lo cual hoy, es una situación sensible y crítica. El experto demuestra su preocupación, puesto que muchos de ellos “están en situación de dependencia o deterioro cognitivo y hoy están teniendo una alta dificultad de poder encontrar una respuesta a sus problemas de salud bucal”.

Deja un comentario

Deja un comentario