Miria (Patricia Rivadeneira) irrumpe en Tomás Moro. Ofuscada busca a Tati (Monserrat Estévez) para avisarle que el momento que temían, llegó. El día siguiente, el 11 de septiembre de 1973, será el golpe de estado. Así la obra “Allende, noche de septiembre”, versiona las horas previas al bombardeo a La Moneda, donde el propio “compañero Presidente”, junto a su círculo más íntimo, debe decidir si renuncia o defiende su gobierno hasta el final.

Esta producción GAM llega al Maule para dar inicio al programa Red Cultura del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. La presentación será el jueves 12 de junio, a las 19:30 horas, en el Teatro Regional del Maule. Las entradas son gratuitas, previo retiro de invitación en la boletería del TRM.

“Estamos muy contentos con el arribo a la región de esta reconocida obra de teatro con la cual daremos inicio a Red Cultura en el Maule. Este un programa que estará presente en nueve comunas y tiene por objetivo contribuir al acceso y participación ciudadana, a través de la descentralización y circulación de la oferta cultural. La cultura es un derecho que debe estar garantizado para todos los ciudadanos y ciudadanas”, señaló el director regional de Cultura, Edgardo Cáceres.

Producción

“Jamás vamos a poder ni siquiera acercarnos a lo que pasó ese día. Es una película de terror, de pena, de caída de los sueños. Esa debacle física y espiritual, está reflejada aquí”, explicó su director, Pablo Casals, particularmente cuidadoso con el acento que desea imprimirle. “Tristeza dura y thriller. A nivel de imagen, sensación y atmósfera, hay momentos de David Lynch y otros de David Cronenberg”, agregó.

Bajo la pluma de Luis Barrales (Altazor 2010, José Nuez Martín 2012), Salvador Allende (en este temporada interpretado por Jaime Lorca), su amante, su hija, un integrante del GAP (Juan Pablo Miranda), su mozo (Matías Jordán) y un líder masón (Mario Lorca), revisan la Unidad Popular por dentro. “Entre los personajes conviven diversos vínculos, tanto emocionales y afectivos, como políticos y racionales”, sigue Casals. Pero también se juega con la posibilidad de abandonarlos para ser interpelados por los mismos actores.

“Es un montaje que le devuelve la importancia al teatro. Es como adentrarse en el mausoleo de un mártir. Éste es el camino acertado, el que hay que hacer: combinar política e intimidad. Hacer este personaje me provoca grandes emociones. Ya en la primera lectura se me pusieron los pelos de punta. Es algo que marcó profundamente a mi generación”, sostuvo Lorca.

La obra recrea el clima que pudo existir ante el inminente desenlace, adelanta pulsiones de lo que vendría y establece constantes guiños con el Chile actual. “Los procesos sociales no se detienen ni con crimen, ni con la fuerza”, dice Barrales parafraseando al mandatario y estableciendo la tesis de la pieza.

Dirección: Pablo Casals.
Dramaturgia: Luis Barrales.
Elenco: Jaime Lorca, Patricia Rivadeneira, Mario Lorca, Juan Pablo Miranda, Matías Jordán y Monserrat Estévez.
Diseño escenográfico: Cristián Reyes.
Diseño de Vestuario: Loreto Monsalve.
Iluminación: Macarena Sides.
Asistente: Fernando Quiroga.
Producción local: Carlos Fuentes.

Deja un comentario

Deja un comentario