Sentimientos de pérdida es lo que se viven estos días un grupo de jóvenes estudiantes del prestigioso colegio talquino, el que luego de una jornada de despedidas realizada en el establecimiento educativo por estudiantes, (despedidas que son frecuentes en la mayoría de los colegios), actos que fueron calificados por la dirección del colegio como “de gravedad que pusieron en riesgo a otros miembros de la comunidad escolar”. Pero según los mismos estudiantes fue realizado por un grupo pequeño de alumnos. 

Tras dichos hechos, el Colegio Inglés de Talca tomó la determinación que toda la promoción se quede sin licenciatura respectiva. Lo que fue calificado como una sanción por el no cumplimiento de las normas del establecimiento. Algo que mantiene muy afectados a los jóvenes que tienen la ilusión de poder recibir su certificado de cuatro medio en una ceremonia dentro del colegio en el cuál han tenido la mayor cantidad de vivencias en estos años como estudiantes. 

El texto que fue enviado a los estudiantes, padres y apoderados del establecimiento a través de un correo electrónico habla de las sanciones establecidas por la Comisión Especial de Convivencia Escolar. 

1. Suspender la ceremonia de Licenciatura en el formato y fecha informada en calendario escolar 2021, para todos los estudiantes de la generación. 

2.   Invitar a nuestros estudiantes a un acto de reparación el día sábado 20 de noviembre, según se describe a continuación: Limpieza de las dependencias del colegio, como un acto de reparación hacia el trabajo de nuestros auxiliares quienes, por varios días en las últimas semanas, han tenido que completar turnos extras de trabajo, debido a los hechos antes mencionados. 

“Pagan justos por pecadores”, así se sientes tras la drástica medida dispuesta por el Colegio Inglés de Talca, que tiene a toda la comunidad escolar siendo responsable por actos cometidos solo por un grupo pequeño de estudiantes. Con la medida los estudiantes tendrán el ultimo peor recuerdo de su colegio. 

Participa en la conversación

1 comentario

  1. En realidad es muy lamentable que paguen justos por pecadores. Siempre en todos los Liceos y Colegios hay algunos desubicados, resentidos, y picados con el establecimiento que los acogió durante muchos años, tratando de entregarles valores, conocimientos, instrucción, y educación, y como ya se van, consideran que pueden hacer daño a la entidad, sin recibir sanción alguna. Deberían identificarlos, y a ellos o a ellas, dejarlos con la última anotación negativa, e impedirles asistir a la ceremonia, que no es obligatoria, que la institución organiza para darles una emotiva despedida.

Deja un comentario

Deja un comentario