El grupo de música chileno aprovechó la estadía en Talca debido a la Semana de la Independencia para conocer a cada uno de los muchachos pertenecientes al CIP- CRC.

Una emotiva sorpresa tuvieron los jóvenes del CIP-CRC de Talca, luego de que el grupo tropical chileno del momento, “Noche de Brujas”, visitara por segunda vez desde la creación de la banda, el centro dependiente del Servicio Nacional de Menores.

La participación de “Noche de brujas” se gestó gracias al Educador de Trato Director, Iván Reyes, quién aprovechando la estadía de los músicos en Talca -debido a la participación de este en la Semana de la Independencia- se contacto con ellos y les planteo la posibilidad de que pudieran participar por unos minutos con estos muchachos que están privados de libertad, petición a la que los artistas accedieron inmediatamente.

La banda nacional visitó cada una de las casas del recinto, conversando, fotografiándose e incluso cantando a capela con los muchachos, que por cierto, estaban muy emocionados por la presencia de sus ídolos.

Pero esta no es la primera vez que los intérpretes de “Óyeme” visitan el CIP-CRC de Talca, el año pasado conocieron un proyecto audiovisual realizado por los jóvenes, día en donde ellos recibieron un cuadro, por lo que esta vez, fueron los propios “Noche de Brujas”, los que retribuyeron de la misma forma el cariño recibido en aquella oportunidad por los muchachos.

Gonzalo Farfán, tecladista de Noche de Brujas, dijo estar muy contento con el cariño que le dan los jóvenes del CIP-CRC y de paso entregó esperanza a los menores.

“Nosotros como banda tratamos de estar siempre presentes para toda la gente, siempre queremos responderle a la gente que nos sigue y que tiene la oportunidad de vernos, pero también hemos logrado traspasar barreras, incluso algunas de acero, por lo que igualmente es parte de nuestra responsabilidad responderle a la juventud y a la gente que esta privada de la libertad”. Indicó Farfán.

“como banda hacemos arte y el arte es transversal, el arte no tiene color, por lo que de repente venir a estas instancias a entregar esperanza y un ratito de buena onda a los chiquillos que están en los centros de reintegración social es gratificante para nosotros”. Finalizó Farfán.

En tanto, uno de los jóvenes del CIP-CRC de Talca, señaló que la presencia de “Noche de Brujas” los sorprendió gratamente.

“Fue muy bueno que hayan venido a compartir con nosotros, pudimos conocer sus experiencia de vida dentro del grupo y nos ayudó a salir de la rutina. Además, imagínate, nosotros vemos los videos todos los días acá en las casas, y ahora pudimos estar y cantar con ellos”.

Por otra parte, Joaquín Rebolledo, Director del CIP-CRC, valoró la presencia de “Noche de Brujas” en el Centro de administración directa de Sename.

“La idea era hacerles pasar un buen momento a los chiquillos, afortunadamente el grupo nos acompañó por segunda vez, en esta oportunidad gracias a la gestión de nuestro educador de trato director Iván Rodriguez, la cual nos permitió generar espacios en donde los jóvenes pudieron interactuar con sus ídolos. La música siempre es una buena forma de hacer reinserción y nosotros tratamos con todos nuestros esfuerzos y todos los organismos públicos darles un momento de esparcimiento”.

Rebolledo, agregó que “todos disfrutamos con el canto y la simpatía que los artistas tuvieron con nosotros y los muchachos, que por cierto es un aliciente para que ellos a través de la música puedan volver a reinsertarse en la sociedad, que es nuestro mayor anhelo”.

Deja un comentario

Deja un comentario