Muestras de la inagotable creatividad infantil, encuentra el público en la exposición del Taller de Arte Ecológico “Descubriendo el mundo del arte en 120 minutos con 120 sueños coloridos”, que se está presentando desde en la sala “Abate Molina” de las Universidad de Talca.
Más de veinte obras forman parte de esta exposición, destinada a mostrar el resultado del Taller de Arte Ecológico, dirigido por la artista visual talquina Patricia Maldonado, que se desarrolló en enero.
Materiales reciclados, como envases de tetra pack, hojas de diarios y revistas y trozos de género y algodón, utilizaron los niños para dar forma a sus creaciones con pintura, papel maché, mosaicos y serigrafía infantil. La guía de la profesora les introdujo al color y la forma y al relato gráfico mediante cómics y collages.
En esta exposición colectiva participan Martín Lagos, Amanda Mora, Florencia Riquelme, Antonela Valdés, Alejandra Mora, Valentina Valdés, José Manuel Tapia y Emilia Díaz, cuyos trabajos que se exhibirán hasta el domingo próximo.
En la inauguración de la muestra, que encabezó la directora de Extensión de la Universidad de Talca, Marcela Albornoz, la realizadora del taller expresó que esta iniciativa no solo busca acercar los niños al arte, sino formar conciencia ecológica, “para ir transformando la basura en arte”.
“Es muy reconfortante trabajar con niños porque ellos son naturalmente artistas”, enfatizó. Al mismo tiempo, destacó las distintas creaciones infantiles, resaltadas con témpera, acrílico, pastel y mucho collage, que los pequeños lograron realizar en dos horas semanales de clases.
Una de las pequeñas expositoras, Emilia Díaz, de 7 años, confesó su amor por el arte. “Siempre pinto porque es lo que más me gusta hacer”, mientras Antonela Valdés, de la misma edad, evidenció su gusto por representar princesas y castillos. Otro expositor, Martín Lagos, de 9 años, contó que le entusiasma probar distintos materiales para trabajar sus cuadros y objetos. “Uso trozos de papel, algodón, género y otras cosas”, relató.
Para su mamá, Cristina Faúndez, este taller “fue una experiencia muy bonita que permitió a Martín desarrollar su talento”.
La exposición es un anticipo de una actividad similar a la de enero, con la diferencia que se trata de un taller de arte parental, en que los niños acuden acompañados de un familiar adulto. “Puede ser un abuelo, una tía, que le ayuden al niño, por ejemplo, a cortar los mosaicos o a usar el cartonero. La idea es siempre destacar el sentido ecológico, usando material de desecho para hacer arte”, manifestó Patricia Maldonado.
Las inscripciones para el Taller de Arte Parental se están recibiendo en el Centro de Extensión “Pedro Olmos” y las clases se realizarán los viernes, de 15:30 a 17:30 y los sábados, de 11:00 a 13:00 horas. El primer día de actividad será el 20 de marzo.

Deja un comentario

Deja un comentario