Naturaleza, cultura y tradiciones ofrece circuito de turismo rural en Curepto

Municipio de Linares entrega carros modulares a comerciantes
Gobiernos regionales del Maule y Biobío firman colaboración para fortalecer asociación público privada
MOP del Maule cumple meta de 800 kilómetros de caminos pavimentados

Ubicado a sólo 74 km. de Talca, en la zona de secano interior, la comuna de Curepto, se caracteriza por mantener vivo su pasado colonial, con casonas de adobe con techos de teja y amplios corredores, una iglesia de 1830 que domina la plaza principal y lugareños que transitan con paso tranquilo por las hermosas calles del pueblo.

Curepto es una comuna dedicada principalmente a la agricultura tradicional y que en los últimos años ha aprovechado las bondades de su paisaje, de sus tradiciones y de su gente para impulsar alternativas de turismo rural, que resultan atractivas para los turistas que valoran la historia y el contacto con la cultura de la zona de central.

Rebeca Bulnes, directora de INDAP, destaca que a través de la Red de Turismo Rural de este servicio del agro, se está entregando apoyo a las familias campesinas que poseen emprendimientos turísticos complementarios a su actividad productiva, a través de financiamiento para el mejoramiento de su infraestructura, capacitaciones para atender de mejor manera a los turistas y apoyos para que estos emprendedores se puedan articular con otros productores y generar redes y también para poder difundir y comunicar estas iniciativas a los turistas mediante ferias, catálogos y páginas web, entre otros.

Gastronomía, hospedajes, cabalgatas y artesanías son algunos de los emprendimientos que son apoyados por INDAP a través de su Red de Turismo Rural. Este es el caso de la Casona de las Catalinas, ubicada en el sector de Rapilermo y que es atendida por su propia dueña María Elisa Sáez. Se trata de una amplia y acogedora casona inspirada en las casas coloniales, que ofrece todas las comodidades para un reparador descanso, en medio de una huerta de árboles frutales. Su dueña señala que hace 10 años construyó esta casa, posee 3 baños completos, 2 de ellos en suite, habitaciones matrimoniales e individuales y una decoración que mezcla artículos modernos con piezas antiguas y artesanías elaboradas en la zona, como cuadros, retablos, bajadas de cama, alfombras, lazos, ceniceros y lámparas, entre otros.

La Casona de las Catalinas, ofrece hospedaje y servicios de comidas típicas. “Nuestra especialidad es el conejo escabechado, además de cazuela de pava, pastel de choclo, chivito y cordero asado, entre otros”, señala Maria Elisa Sáez. También los turistas pueden ir por el día, los esperan con almuerzo y una once a la chilena. Los interesados pueden contactarse al fono 88485965.

Esta emprendedora ha generado un circuito para hacer más atractiva la estadía de los turistas que llegan a su casa, uniéndose con artesanos y arrieros de la zona, que ofrecen trabajos en lana y piedra laja, además de cabalgatas que pueden durar entre dos y cinco horas. Claudio Diaz, ofrece cabalgatas a los cerros que rodean el sector de Las Catalinas en Rapilermo con destino a un bosque de árboles nativos de roble, que dura cerca de cinco horas, se lleva cocaví y al regreso a los turistas los esperan con una asado de cordero o de chivo. También está la alternativa de visitar pozones de agua ubicados en la cercanía y que no demora más de un par de horas de cabalgata. Este experto asegura que no es necesario saber cabalgar previamente para iniciar esta aventura, “cuando la gente no sabe cabalgar los guías deben enseñarle, además pasarle un caballo que sea de confianza y todas decirle las precauciones que debe tomar para evitar riesgos de caídas.”. En todo caso cada grupo va acompañado de al menos dos arrieros.

La artesanía en cuero es otras de los atractivos que ofrece la comuna, comos los trabajos del artesano Gastón Tapia y su esposa Geraldina Rojas, quienes se dedican a la elaboración de aperos para cabellos corraleros, como riendas, bozalillos, maneas, huascas y cabezadas, entre otros, además de cinturones y otros artículos elaborados completamente a mano. La fama de estos artesanos ha traspasado las fronteras cureptanas y sus aperos son los preferidos de los actuales campeones del Champion de Chile, la collera integrada por los jinetes Emiliano Ruiz y José Tomás Meza, quienes las utilizaron durante este campeonato. Además comercializa sus trabajos en Curicó, Talca, Santiago, Chillán, Temuco y Longaví.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0