Con el propósito de facilitar el acceso a la playa del balneario de Iloca por parte de personas discapacitadas que deben trasladarse en silla de ruedas, funcionarios de la Municipalidad de Licantén construyeron una práctica rampla de madera impregnada ubicada entre el sector de la plaza y feria artesanal para su uso público.

Asimismo, a un costado del terminal de buses de Iloca, la Administración municipal, encabezada por el Alcalde Marcelo Fernández Vilos, dispuso la instalación de bancas del mismo material dada la alta demanda de público que permanece y transita en aquel sector.

unnamed-10

Deja un comentario

Deja un comentario