Intensas faenas desarrolla el Ministerio de Obras Públicas (MOP), a través de la Dirección de Obras Portuarias, para la conservación de los espigones fluviales del río Maule, frente a la ciudad de Constitución, los cuales permiten regular la llegada del principal cauce de la Región al océano pacífico.

Según explicó el Secretario Regional Ministerial de la cartera, Juan Espinoza Pacheco, actualmente se avanza en la reposición de los espigones Orrego y Quivolgo, los que se suman a los ya reparados Fiscal y Piedra del Dique.

El espigó Orrego de 700 metros, ubicado aguas arriba de la isla del mismo nombre, tiene como objetivo proteger a la ciudad de Constitución, encausando las aguas por el lado este de la isla hacia la desembocadura al mar.

Este proyecto en ejecución representa una inversión de $374 millones, registrando un avance a la fecha del 46% y se espera esté concluido durante el primer semestre del 2012.

Por su parte, los trabajos en el espigón Quivolgo, de 220 metros, ubicado próximo a la zona de la desembocadura, presenta un 86% de avance físico, con una inversión de $247 millones y fecha de término el próximo mes de enero.

“Estas grandes estructuras de roca son fundamentales para resguardar la ciudad de Constitución durante las crecidas del río, de tal manera que estamos protegiendo a sus habitantes y a quienes desarrollan labores en el cauce ya sea en el turismo o en la pesca artesanal”, destacó el SEREMI Espinoza.

La autoridad recordó que la Dirección de Obras Portuarias repuso la actividad pesquera en la zona, reparó los daños en la costanera fluvial, repuso el embarcadero El Pasaje y además avanza en la construcción del nuevo Muelle Maguillines.

Respecto a este último proyecto, iniciado oficialmente por el propio Ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, se informó que las obras que se desarrollarán por los próximos dos años ya registran un avance del 12%, concentrándose actualmente en la instalación del estribo de salida del futuro Muelle.

“La ciudad de Constitución se reconstruye gracias al esfuerzo público –privado permitiendo dejar atrás los serios daños ocasionados por el terremoto y tsunami del 2010. Las nuevas obras reimpulsan la actividad productiva, permitiendo volver a soñar con un futuro próspero para los habitantes de la ciudad costera”, concluyó el SEREMI del MOP.

Deja un comentario

Deja un comentario