El Secretario Regional Ministerial de Obras Públicas, Enrique Jiménez, encabezó la presentación sobre las adecuaciones del proyecto de doble vía entre Talca y San Clemente, iniciativa cuyo plazo de 810 días ya comenzó a regir.

El diseño de la obra fue elaborado en 2006 por lo que la realidad del territorio hoy es distinta lo que requiere de adecuaciones como nuevos accesos, pistas de virajes, entre otros elementos.

La intervención vial considera la construcción de una doble calzada con mediana de cuatro metros, ciclovías en ambos lados, aceras en sectores poblados e iluminación en todo el trazado.

El proyecto significa una inversión de $18.300 millones.
El nuevo camino tendrá velocidades de diseño de 60 y 80 kilómetros por hora.
Las primeras faenas se estima comenzarán en el mes de diciembre con la toma de posesión de la baja vial y el saneamiento de la gran cantidad de canales de aguas de riego y de derrame de los predios aledaños.
La ciudades son entes dinámicos y este proyecto viene a solucionar los problemas de congestión, ampliando la oferta vial de dos a cuatro pistas, permitiendo un mayor ordenamiento, fluidez y seguridad de para automovilistas, ciclistas y peatones.

La reunión de participación ciudadana efectuada en el edificio regional del MOP contó además con la presencia del alcalde de San Clemente, Juan Rojas; el presidente de la Comisión Chilena Paso Pehuenche, Marcelo Rojas, directores de la Cámara Chilena de la Construcción, representantes de la municipalidad de Talca y vecinos de ambas comunas.

Deja un comentario

Deja un comentario