Por vía remota y con mucho interés por parte de las autoridades locales, parroquia y comunidad en general se desarrolló la primera jornada de participación ciudadana del proyecto “Diseño de Restauración Parroquia San Ignacio de Empedrado”.

El SEREMI del MOP, Francisco Durán Ramírez, explicó que la iniciativa está a cargo de la Dirección Regional de Arquitectura y busca poner en valor la parroquia declarada Monumento Histórico por Decreto N°2659 el año 2008, por el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), y forma parte Sistema de Asentamientos del Secano de la Región del Maule.

El Director de Arquitectura, Ervin Castillo, señaló que este diseño fue mandatado por el Gobierno Regional del Maule inserto en el programa de puesta en valor de patrimonio que considera la recuperación de iglesias y edificios públicos con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo. (BID)

Durante la videoconferencia expuso en primera instancia Ronald Caicedo, arquitecto restaurador quien presentó la valorización patrimonial del edificio en sus dimensión territorial/urbana, material, histórico y sociocultural, posteriormente presentó el estado de conservación de la parroquia que se encuentra en un “estado de conservación de emergencia pero recuperable”, presentando a continuación el diagnóstico crítico, anteproyecto y la propuesta de intervención inicial que considera fundamental no modificar el sistema constructivo original, y que las terminaciones de la iglesia, en especial en lo relativo a los revestimientos de las columnas, y los enlucidos y pinturas sean de cal, compatibles con los revoques de tierra.

Posteriormente intervino Tamara Hernández, antropóloga a cargo de las jornadas de participación quien introdujo una dinámica FODA, de modo de identificar y reconocer junto con la comunidad las fortalezas y debilidades (internas), así como oportunidades y amenazas (externas) relativas al proyecto. La comunidad reconoce como una fortaleza el “emplazamiento de la parroquia” y el “interés por el proyecto de restauración del templo”, mientras que por debilidades señalan la “baja participación de la comunidad católica” producto entre otros factores a la falta de espacios físicos para reunirse debido a que la parroquia se encuentra cerrada desde el año 2010, los “costos asociados a la mantención del templo una vez se encuentre restaurado” y que afecta la relación entre la comunidad y la parroquia el “cambio de párroco por traslados” Como oportunidades identificaron la posibilidad de generar “alianzas con organismos y empresas público/privado” como la eventualidad de “formar parte de alguna ruta patrimonial de la región que ponga en valor la parroquia”, y por amenazas “la política pública entorno a los Monumentos Nacionales” que dificulta acciones inmediatas para la mantención y conservación de los monumentos. Los asistentes coinciden en el valor social y cultural de la parroquia para la comuna de Empedrado.

Al término de la jornada el inspector fiscalía, Rodrigo Torres, señaló que el proyecto es “una oportunidad tremenda en el entendido de que lo que se está restaurando no es solamente un lugar de culto, sino que es un lugar de encuentro para la comunidad y es un beneficio en el amplio sentido de la palabra”.

El proyecto contempla dos instancias más de participación en las que se irá informando sobre los avances de cada una de las especialidades que intervienen en la consultoría.

Deja un comentario

Deja un comentario