El traslado se realiza bajo estrictas normas sanitarias asociadas a la mitigación de olores e impacto ambiental, reduciendo los episodios que afectaban a la comunidad

El Centro de Tratamiento de Residuos Ecomaule S.A. avanza en el Plan de Cumplimiento, comprometido con la Superintendencia del Medio Ambiente, mejora los procesos productivos y disminuye las externalidades.
El gerente de la planta Francisco Pérez Undurraga, explicó que el mono relleno ha permitido procesar una importante cantidad de lodos sanitarios bajo estrictas medidas medioambientales tal como lo establece el reglamento legal existente.
“En nuestro caso particular, Ecomaule busca dar solución definitiva al tratamiento de los lodos generados en las plantas de tratamiento de Aguas Servidas de la Región del Maule” agregó.
Sobre el impacto que tiene el funcionamiento del mono relleno el gerente de la Planta explicó que “en primer término, quisiera manifestar que todo sistema de tratamiento y disposición de cualquier tipo de residuos, genera impactos. La concepción de este tipo de instalaciones, ya sean rellenos sanitarios, plantas de tratamiento de residuos y mono-rellenos es a través del cumplimiento de las normas legales vigentes, que regulan su ubicación geográfica, construcción y operación. Además, fijan los criterios de ingeniería tendientes a minimizar los impactos que éste tipo de instalaciones genera”.
La disposición final de los lodos genera un impacto en la comunidad y que a juicio del ejecutivo este es “positivo, este sistema permite una mejora en nuestros procesos operativos, por ende, es un avance importante para el control de los impactos propios de nuestro rubro”.
El mono-relleno entró en funcionamiento a mediados del mes de septiembre con los distintos sistemas de control de olores, empresas externas especializadas y mediciones internas realizadas por equipos de la propia empresa, logrando evidenciar una disminución importante de los eventos de olores que han afectado a las comunidades cercanas.
Respecto los controles de vectores realizados por un laboratorio certificado externo se reporta que la proliferación de estos se encuentra dentro de parámetros normales para este tipo de proyectos. Esta información ha sido comparada con registros de años anteriores mostrando una mejoría sustancial.
Además se informa que el mono-relleno cuenta con un sistema de captación de líquidos que son conducidos a la planta de tratamiento, luego depurados y devueltos al medio cumpliendo los requisitos que la norma legal exige.
Francisco Pérez Undurraga sostuvo que “este tipo de inversiones nos permite hoy en día mejorar nuestros procesos ambientales en el tratamiento de residuos, disminuir nuestros impactos y cumplir con las exigencias medio ambientales y sanitarias existentes; queremos seguir contribuyendo al desarrollo sustentable en el manejo de los residuos de la Región del Maule”.

Deja un comentario

Deja un comentario