La Misión Internacional de Observación sobre DD.HH en Chile determinó que el actuar de Carabineros en el contexto de las protestas implica una violación a los Derechos Humanos.

Organismos de Argentina, Brasil y Canadá se desplegaron en Santiago, Valparaíso y Temuco desde el 05 de noviembre, para realizar un balance que hoy lunes fue entregado al presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, y a las autoridades del Congreso.

Andrés López Cabello, del Centro de Estudios Legales y Sociales, señaló que «no se está respetando el derecho a la protesta social, a la manifestación, a la libertad de expresión, y no se está respetando el derecho a la vida y a la integridad física», consigna Cooperativa.

«El uso de armas, como las anti disturbios en manifestaciones sociales, de la forma en que se está haciendo -disparando al torso y la cara- viola los Derechos Humanos de las personas que son víctimas. Y los malos tratos y las torturas de las personas que son privadas de libertad y son sometidas a malos tratos en el furgón policial y en la comisaría, violan sus Derechos Humanos, y viola las obligaciones del Estado chileno en materia internacional», detalló.

Por lo tanto, Enrique Font, que representa a la Organización Mundial Contra la Tortura, hizo un llamado al Gobierno a ordenar a Carabineros que termine el uso de perdigones y balines de goma.

«Estamos haciendo una petición urgente para que cese su uso hasta tanto haya una evaluación independiente respecto de los protocolos y respecto de las consecuencias que han causado. No se pueden seguir usando estas escopetas con la cantidad de lesionados que hay», puntualizó.

Asimismo, pidieron que se realice una evaluación a los protocolos de acción que utiliza la institución en las manifestaciones, particularmente de elementos como carros lanzaaguas y lanzagases, además de las bombas lacrimógenas.

«Los otros métodos supuestamente no letales -gases, lanzagranadas, los camiones hidrantes y demás- estamos pidiendo que se reduzca a lo mínimo indispensable, hasta tanto también sean adecuadamente evaluados, porque evidentemente o los protocolos están mal, o no se aplican, porque los resultados son serios y graves», remarcó Font.

En tanto, el Gobierno invitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a observar la situación actual del país, según señaló este lunes el ministro de Justicia, Hernán Larraín.

Deja un comentario

Deja un comentario