Serviu-Maule espera mejorar sus inspecciones técnicas para que constructoras entreguen soluciones habitacionales de real calidad a las familias.

Un completo despliegue realizaron los organismos dependientes del Ministerio de Vivienda y Urbanismo en la provincia de Curicó, concentrados en la entrega de escrituras, inspección de obras y el diálogo con familias afectadas por retrasos en sus proyectos habitacionales.
Por un lado, el director regional (PyT) del Serviu Maule, Omar Gutiérrez Mesina, se reunió en Lipimávida con las 63 familias del comité de vivienda Villa Los Culenes y que perdieron sus casas por el terremoto y maremoto de 2010.
Precipitaciones ocurridas a principios de mayo generaron la filtración de agua en las viviendas por malas terminaciones, problemas en la compactación de suelos, ausencia de muros de contención y la inexistencia de un sistema de evacuación de aguas-lluvia.
Gutiérrez Mesina informó a los afectados las acciones legales y administrativas y los trabajos pendientes planificados que permitirán salvaguardar la seguridad de las obras y de los habitantes de la villa, localizada en la comuna de Vichuquén.
Además, en Curicó el director regional (PyT) del Serviu Maule se reunió con las tres directivas que representan a 352 familias que esperan residir en el proyecto Villas Futuro, ubicados a un costado del paso bajo nivel de avenida Diego Portales.
La construcción de los 13 edificios está paralizada desde diciembre de 2012, cuando se detectó que la empresa no tenía recursos para continuar la obra y que sus boletas de garantía eran falsas.
El diálogo sostenido permitió a Omar Gutiérrez Mesina informar que la reactivación de las obras está a pocas semanas de hacerse realidad, luego que Contraloría tomó razón del contrato entre Serviu Maule y una constructora dependiente de la Inmobiliaria Los Silos.
En este contexto, el director regional (PyT) del Serviu Maule dijo a la ciudadanía que las constructoras contratadas por el estado chileno deben responder a los estándares de calidad impuestos por el gobierno. Para ello, la institución modernizará el actual sistema de inspección técnica.
“Tenemos mucho que decir en temas de calidad de la vivienda. Hemos solicitado al Minvu formar parte de un programa piloto que nos permita un mando completo sobre la inspección de calidad en las obras. Queremos establecer la mirada de ‘gestión de calidad’ en términos integrales y poder certificar los procesos”, indicó Gutiérrez Mesina.
La autoridad de vivienda agregó que las empresas constructoras “también deben estar sujetos a las normas del servicio público. La instrucción de la ministra de Vivienda y del Intendente es asegurar que todos los vecinos tengan viviendas con calidad y seguridad”, subrayó el director regional (PyT) del Serviu Maule.
En tanto, el seremi del ramo, Rodrigo Sepúlveda, se reunió con nuevos propietarios en Rauco y Romeral para entregarles las escrituras de sus nuevos hogares.
Se trata de 194 familias damnificadas por el megasismo del 2010, que habitarán en los conjuntos habitacionales Don Ignacio 2 de Rauco y Bicentenario 1 de Romeral.
En ambos proyectos, el Minvu invirtió 82.685 unidades de fomento (unos $1.978 millones a la fecha) para entregar viviendas de dos dormitorios, cocina, baño y living-comedor, más áreas verdes, sede social y juegos infantiles para cada villa.
Finalmente, un equipo de Serviu Maule se trasladó hasta la comuna de Hualañé para inspeccionar el estado de situación de las villas El Encanto, El Sol y Bicentenario, que se encuentran en su etapa final de ejecución.
Las obras permitirán entregar en un futuro cercano 301 viviendas para similar número de familias en la mencionada comuna, mayoritariamente damnificados por el megasismo de 2010.

Deja un comentario

Deja un comentario