Más de 10 mil millones de pesos en insumos de protección para los trabajadores de la salud, está adquiriendo el Gobierno ante un eventual contacto con personas contagiadas con el coronavirus.

Esto, pese a que hasta el momento las autoridades de salud han descartado la presencia de casos positivos y han llamado reiteradamente a la calma. Sin embargo, y de forma preventiva, ya se inició el proceso de compra de 20 millones de insumos para los funcionarios de recintos asistenciales.

A eso se suma la reunión con facultades de Medicina para contar con alumnos de último año en los centros; la coordinación con alcaldes para extender los horarios de consultorios; y la habilitación de hospitales que actualmente están siendo intervenidos, como el Félix Bulnes, Gustavo Fricke y el Hospital de Ovalle.

El subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, aseguró que esto regirá si se detecta un caso de coronavirus y señaló que, si no hay contagios, los insumos serán reasignados, consigna BioBioChiñle.

Para las compras y otras medidas existe un cronograma que detalló el director de la Cenabast, Valentín Díaz, quien explicó que están en condiciones de enviar los insumos en un plazo máximo de 24 horas a cualquier punto del país.

Toda esta coordinación dependerá de la Subsecretaría de Redes Asistenciales, quienes deberán asignar los recursos cuando se detecte algún caso sospechoso o positivo de coronavirus.

Mascarillas, batas impermeables, alcohol antiséptico, guantes desechables y otros productos son parte de los insumos adquiridos por la Cenabast.

Deja un comentario

Deja un comentario