El ministro de Defensa, Alberto Espina, defendió la declaración conjunta de las Fuerzas Armadas que replicaron al informe que realizó Amnistía Internacional sobre la violación de derechos humanos durante las manifestaciones que se extienden en todo Chile.

La organización internacional acusó principalmente a Carabineros y al Ejército de efectuar «ataques generalizados, usando la fuerza de manera innecesaria y excesiva con la intención de dañar y castigar a la población que se manifiesta».

Esto llevó a las tres ramas de las Fuerzas Armadas a emitir una declaración, donde remarcan que «no existió, ni existe ninguna política de las FFAA para dirigir ataques generalizados o sistemáticos contra la población civil».

«No hay ningún acto de deliberación en lo que han dicho las Fuerzas Armadas», remarcó el ministro luego de las críticas a la declaración del Ejército, la Armada y la Aviación.

«Tuve conocimiento de esa declaración. Me pareció que es correcto, porque no hay ningún juicio político que se emita», dijo el secretario de Estado, luego que la ministra vocera de Gobierno, Karla Rubilar, revelará en Cooperativa que él visó el comunicado.

A juicio de Espina, las Fuerzas Armadas, como «todas las instituciones y todas las personas, cuando reciben un ataque de esa magnitud, en donde se les imputa que están generalizando un ataque en contra de nuestros compatriotas, tiene pleno derecho a defenderse».

Acusación de Amnistía «no tiene ningún fundamento que la justifique»

Sobre la declaración de la organización internacional, el titular de Defensa remarcó que «hacer esa afirmación por parte de Amnistía Internacional es un hecho gravísimo, falso y una imputación inaceptable, que, además, no tiene ningún fundamento ni antecedente que la justifique».

«Nosotros creemos que ese tipo de ataques, siempre hechos de manera clara pero sin pruebas, sobre instituciones tan valiosas como las Fuerzas Armadas, causan un grave daño», aseveró.

El ministro de Defensa insistió que «en todo Estado de derecho democrático, las personas y los representantes de las instituciones, como son el Ejército, la Armada y la Aviación, cuando son brutalmente atacadas en forma injusta sin ningún fundamento, en un ataque que no tiene realmente ninguna otra justificación que desacreditarlas, tienen pleno derecho a defenderse (…) pueden y deben defenderse frente a ataques de esta magnitud».

«Y eso -enfatizó Espina- nadie puede considerar que rompe el profesionalismo o afecta la no deliberación que las Fuerzas Armadas permanentemente practica».

Deja un comentario

Deja un comentario