De forma voluntaria y solo en comunas en etapas avanzadas de desconfinamiento, el ministro de Educación, Raúl Figueroa, insistió en que es necesario reanudar las clases presenciales.

El titular del Mineduc, quien anteriormente acusó una «campaña del terror» contra el regreso a las aulas, afirmó que vale la pena incluso si los estudiantes cursan solamente un mes, en el caso de que se autorice en noviembre o diciembre.

En ese sentido, argumentó que hay otros puntos al margen de lo educativo que hacen necesaria esta política, por ejemplo, sociabilizar entre los mismos alumnos y revertir las proyecciones de deserción escolar, que de momento podría afectar a 80 mil estudiantes.

«Sabemos que los apoderados tienen un justificado temor frente a la pandemia y al hecho de volver a las clases presenciales. En ese sentido, creemos que es fundamental que en aquellos territorios donde las condiciones sanitarias lo permitan, los sostenedores estén disponibles», explicó. y consigna Cooperativa.

Figueroa enfatizó que «para el Ministerio de Educación no existe ninguna posibilidad de poner término anticipado al año escolar».

Por tanto, emplazó a los sostenedores públicos y privados de los distintos establecimientos a cursar estas solicitudes a su cartera, que ya ha recibido al menos 500 peticiones que han sido aprobadas, principalmente en regiones distintas a la Metropolitana.

El ministro adelantó también que se destinarán 11 mil millones de pesos a la compra de elementos de protección personal para el potencial regreso a clases, para darles seguridad a los padres y apoderados sobre la medida.

Hace una semana, solo un 4 por ciento de los encuestados por Cadem prefería una vuelta a clases presenciales después de las Fiestas Patrias, y un 48 por ciento pidió que los padres puedan decidir si sus hijos deben concurrir.

Deja un comentario

Deja un comentario